Jueves 5 de Agosto de 2021

Hoy es Jueves 5 de Agosto de 2021 y son las 23:59 Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 10.6º

10.6°

Despejado

EL RECOPILADOR

1 de julio de 2021

1912- FFCC en las Provincias de Buenos Aires, Misiones y San Juan.

Tren de carga del FFCC Provincial en Estación La Plata.

TRENES QUE CUENTAN SU HISTORIA.
 

Originalmente llamado FFCC de La Plata al Meridiano Vº, nace esta empresa ferroviaria de trocha métrica, de capitales nacionales, franceses y belgas, fundada en 1907, que operó una red de 903 km de vías, desde la ciudad de La Plata hacia el oeste y sur bonaerense. Inaugurada el 17 de marzo de 1912 atravesó zonas prácticamente desérticas e improductivas como ferrocarril de fomento, aportando transporte a quienes quisiesen establecer producción en dichas tierras.

1912- La línea de Monte Caseros hacia Misiones,
En 1902 llega a Santo Tome (Corrientes), continuada también por el Ferrocarril Nordeste Argentino, siguiendo la costa del río Uruguay, inaugura el tramo Apóstoles-Posadas, para alcanzar la frontera norte de nuestro Territorio. Pudo hacerse efectiva entonces la autorización acordada a la empresa para unir sus servicios entre Posadas y Encarnación, mediante los ferrobarcos y sin transbordo con el Ferrocarril Central del Paraguay, del mismo ancho de trocha media (1,43 m).

Formación con vaporera Neilson, a Posadas, detenida en Santo Tomé.

 

----------------------

 

1913 – FFCC GRAN OESTE ARGENTINO (GOA):  
Con trocha ancha, 1,67 m, abre el ramal San Juan–Santa Lucía.  En 1914, se habilitó el servicio Caucete–Albardón, de este modo quedó conectado el Valle de Tulúm con Buenos Aires.
Otro ramal, el Industrial, (T 70 cm)  intercomunicaba todas las bodegas; era una vuelta a la ciudad. Su función era transportar vino desde las bodegas aledañas hasta la estación San Juan y desde allí distribuirlo al conjunto del país. Además, cumplieron un importante rol social, pues brindaron a la población un servicio urbano de transporte.
.
Los aspectos negativos
La llegada del ferrocarril a San Juan tuvo también aspectos negativos. Hasta antes de las obras, los algarrobos estaban presentes en gran número en diversos puntos de la provincia. Tan importantes eran que en muchos lugares constituían verdaderos bosques. Su presencia daba a su paisaje un aspecto mucho menos inhóspito que en la actualidad. Su existencia, además, permitió la explotación de una forma de ganadería extensiva; los vacunos se alimentaban de las vainas de los árboles. Era un bosque centenario, magnífico y muchos ejemplares eran de grandes dimensiones. El ferrocarril eliminó esta riqueza. El algarrobo fue talado sin piedad para aprovechar su leña, sobre todo como combustible para las máquinas de vapor de las locomotoras. 

Tren del GOA, con carga de leña.

 

También se lo aprovechó para hacer durmientes que sirvieron para tender nuevas líneas ferroviarias, las cuales intensificaron el proceso de destrucción. Estaciones como El Ramblón, Retamito, Caucete y otras despacharon miles de toneladas de leña, todos los años durante décadas. El daño al medio ambiente fue irreversible; el resultado fue un intenso proceso de desertificación. No se ha podido encontrar ningún informe de las empresas inglesas propietarias de la línea férrea, que señalen preocupación por el tema, ni mucho menos hubo interés en resolverlo.
.
Así, San Juan conoció una época de esplendor. Se pasó de una economía de subsistencia a una economía rentable y moderna. El progreso que significó el ferrocarril, el subsidio a la vitivinicultura por parte del gobierno nacional de Roca y la novedad de la pasteurización de los productos frescos, obraron el milagro de una pujanza económica que los sanjuaninos no volvieron nunca a tener.

 

Francisco Álvarez – El Recopilador.

 

 

Fuentes: Archivo de el Recopilador.
Fotos tomadas de internet, créditos a quienes correspondan.
Si queres leer todo el material publicado por El Recopilar en Noticias con Enfoque hace click acá

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!