Domingo 18 de Abril de 2021

Hoy es Domingo 18 de Abril de 2021 y son las 02:23 Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 22.8º
  • Despejado

EL RECOPILADOR

5 de abril de 2021

1884- Viaducto El Saladillo del Ferrocarril Nacional Central Norte

La construcción data de fines del siglo XIX
siendo única en América Latina.

TRENES QUE CUENTAN SU HISTORIA
 

Pocas construcciones existen en el mundo de este tipo y en la época en que se construyo fue un logro impresionante, la Argentina era nombrada en el planeta como una de las potencias ferroviarias más grandes. “Tucumán tuvo privilegios ferroviarios y el viaducto es parte de aquella época gloriosa...."

Proyectada en 1881 e inaugurada en 1884, despierta miradas de asombro. Al elevar la vista, los inmensos arcos se dibujan en el cielo. El paisaje se hace perfecto cuando lo envuelve el sonido de un arroyo y los trinos de los pájaros. Está atardeciendo, pero dan ganas de quedarse frente al Viaducto El Saladillo, una magnífica obra de ingeniería  única en Latinoamérica.

Muchos de los turistas que llegan hasta El Cadillal se aventuran por medio de las fincas, por un camino estrecho, para conocer la construcción, declarada Monumento Histórico Nacional en 2000.

Luego de transitar casi dos kilómetros por una senda rodeada de una espesa vegetación, de repente, el viaducto se descubre ante los visitantes.

La inmensa obra alcanza casi 28 metros de altura hasta el nivel del riel,  (equivalente a un edificio actual de 9 pisos)  tiene una longitud de 365 metros y fue levantada en ladrillo a la vista a fines del siglo XIX. Cuenta con 25 arcos de medio punto sostenidos por 24 pilares de 21 metros de altura y consumió, en total, 5 millones de ladrillos. 

La importancia del viaducto radica en que se trata de un símbolo de lo que fue la ingeniería ferroviaria en el país. La obra comenzó a proyectarse en 1881 y el plano fue aprobado por el célebre ingeniero Guillermo White, que con sus proyectos e iniciativas contribuyó al progreso del país. Promediando 1884, la obra fue concluida y puesta en marcha. Pasando por allí la prolongación ferroviaria desde Tucumán hasta Metán, Salta.

Pero el progreso hizo que las antiguas locomotoras vaporeras, que no pesaban más de 27 toneladas, fueran reemplazadas por otras, también a vapor, pero más grandes, con más capacidad para almacenar el agua y con un peso que alcanzaba las 100 toneladas, lo que se estima una de las causas posibles por las cuales el viaducto comenzó a mostrar fallas en su estructura en 1922. Esto se notó, particularmente, en los cimientos del extremo norte de uno de los arcos, que descansaba a poca profundidad sobre la pared del cerro. Sumado a ello la erosión que producía la lluvia, el viaducto dejó de ser seguro y fue clausurado en 1927.

Se construyó, entonces, un puente metálico, de 30 metros de largo, sostenido por dos pilas metálicas de 25 metros, a poca distancia del antiguo viaducto de ladrillos, el cual todavía actualmente se encuentra en servicio.

1881-1882, El Túnel del Saladillo: 
Pero para culminar la línea hacía el norte, debieron emprender otra obra de gran envergadura: atravesar la montaña por un túnel de 200 metros de longitud. Según dice el profesor Federico Kirbus, la perforación culminó el 8 de junio de 1882, donde al salir del túnel, casi de inmediato se comenzaba a transitar por el imponente Viaducto.

.

El Túnel fue inspirado en dos Europeos que le precedieron, el del Monte Cenis, al Sur de Francia, de 13.680 metros de largo construido entre los años 1860 y 1871 y el de San Gotardo, también francés, de 15.000 metros de longitud, construido entre los años 1872 y 1881. 

Sobre las características del túnel los registros históricos dicen textualmente:
“Su construcción a pico y pala se materializa con un revestimiento de pared, de una hilera simples de ladrillos, con una mezcla de arena y cal, de sección abovedada alta de 5 metros, con un ancho de 3,90 metros, que permite mejorar la ventilación y dar lugar, en a la parte superior a las altas chimeneas de las locomotoras, que por entonces eran bastante largas, además de poseer cada 6 metros nichos de seguridad hacia ambos laterales, por si hubiese personal de mantenimiento circulando el túnel y pasase un tren.”

El túnel fue terminado antes que el viaducto, pero se entrego a servicio una vez concluido este.  Uno de los primeros maquinistas que condujo el tren del norte y probó su estructura fue el ingeniero Alan Campbell, de origen Inglés, sus descendientes aún son vecinos de la Villa Obrera de Tafí Viejo.

 

Francisco Álvarez (El Recopilador)

 

 

Foto 1: Viaducto del Saladillo. Paso de uno de sus primeros trenes.
Foto 2: Vista de sus altos arcos de 21 metros. (altura total 28 m)
Foto 3: Vista desde el puente en servicio, A derecha el histórico viaducto.
Foto 4: Tren en una de las bocas del Túnel del Saladillo.
Fotos de internet – Créditos a quienes correspondan.
Fuente: Archivo de El Recopilador

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!