Miércoles 17 de Julio de 2024

Hoy es Miércoles 17 de Julio de 2024 y son las 10:59 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 13.1º

13.1°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

26 de diciembre de 2022

Navidad: la verdadera historia de su origen.

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.


3ª entrega.
Navidad y Reyes
La ofrenda de los Reyes Magos consistió en Oro, incienso y mirra. Pero, ¿por qué le regalaron esto? Todo tiene su explicación o, más bien, su simbología. Cierto que quizás al pequeño le hubiera venido mejor algo de ropa, juguetes o un buen abrigo para su cuna, pero cada ofrenda tiene un significado especial que hace referencia a la condición especial del pequeño.

El oro hacía alusión a su condición de Rey. Ya que este era un presente que solía ofrecerse a los monarcas. Mientras que el incienso es un elemento muy utilizado en los cultos, pues no hay más que ver en las misas, o en ciertos rituales litúrgicos e incluso de magia. El incienso reflejaba la naturaleza divina del niño Jesús.
La mirra, por otro lado, no es un bien tan agradable, ya que se utilizaba para embalsamar a los muertos, de modo que su entrega era como un preludio de su futura muerte y de todo el sufrimiento por el que Cristo pasaría tratándose de un mortal como era.
Supuestamente, las coronas de los Reyes Magos se guardan en la Catedral de Colonia, en Alemania, desde el siglo XII, cuando Federico I Barbarroja, llevó los cuerpos hasta allí.

En la actualidad, aún se celebra la Epifanía o llegada de los Reyes Magos, teniendo lugar el 6 de enero, cuando los niños se levantan temprano para recoger los regalos que en la noche,  sus majestades les han dejado por portarse bien durante todo el año. Y típico desayunar un delicioso dulce conocido como Rosca de Reyes.

El origen de la navidad: el nacimiento del niño Jesús
Según podemos leer en las escrituras, por las descripciones que nos dan de aquel día, no es posible que Cristo naciera el 25 de diciembre. La razón que se explica es que los judíos enviaban a sus ovejas a los desiertos cerca de la Pascua y estas volvían cuando llegaban las primeras lluvias, que comenzaban durante el otoño. Cuando Jesús nació, las ovejas pastaban al aire libre, por lo que todavía no había llegado octubre, por lo que es difícil encajar al nacimiento de Jesús en el 25 de diciembre y este ha tenido que ser a finales de septiembre o principios de octubre.
Las escrituras que explican el nacimiento de Jesús, se recogen en Lucas y así se cuenta: En la misma región había pastores que estaban en el campo, cuidando sus rebaños durante las vigilias de la noche (Lucas 2:8)

Pero, entonces, ¿por qué asociamos el 25 de diciembre a la Navidad?
Durante la época de los romanos, la Saturnalia se celebraba y todos se intercambiaban regalos entre ellos. Para esta cultura, el 25 de diciembre se celebraba el nacimiento de Mitra, el dios iraní de la Justicia.
También el 1 de enero, celebraban el año nuevo decorando sus casas con luces y dando regalos a pobres y a niños.
Para entonces habían adquirido otras costumbres germánicas y celtas como el tronco navideño, los abetos y la comida. Estas costumbres eran también las propias del Festival de Navidad.
El 25 de diciembre no fue elegido para la Navidad porque fuese el nacimiento de Cristo, si no que era la mejor formar de sustituir la Saturnalia, una celebración pagana que, cuando el mundo eclesiástico se impuso, debía ser totalmente exterminada.

La explicación más consistente de los historiadores es que el origen de la Navidad estuvo relacionado con una serie de decisiones tomadas por los altos mandos de la iglesia cristiana en los siglos III y IV. Entre ellas, se considera como la más determinante, la moción del Papa Julio I en 350 para establecer la navidad el 25 de diciembre. Esto fue decretado 4 años después por el Papa Liberio.

El porqué de la elección de esta fecha, se relaciona con la necesidad de la recientemente oficializada religión cristiana de imponerse sobre los tradicionales cultos paganos romanos. En diciembre se celebraba -en el gran espacio ocupado por el Imperio Romano- el culto a Saturno, dios de la agricultura (principal sustento y actividad económica de estos pueblos). Las Saturnales se realizaban del 17 al 23 de diciembre, los días más cortos del año, y luego el 25 de diciembre se consideraba en nacimiento del nuevo sol.

La iglesia cristiana eligió entonces el 25 de diciembre como día del nacimiento de Jesús como estrategia en su proceso de expansión, en el que sistemáticamente buscó absorber y fusionar sus celebraciones con los ritos paganos de los diversos pueblos convertidos.

El ritual de la navidad fue evolucionando con los siglos, lo que festejamos hoy día es muy distinto de estas primeras navidades, y responde principalmente a costumbres originarias del siglo XIX y a la influencia de la sociedad de consumo.

De todos modos, la verdadera historia del origen de la navidad no debe distanciarnos de nuestras creencias personales y familiares. Puesto que la esencia de estas fiestas trasciende lo histórico, y reside en lo afectivo y lo espiritual. No obstante, que cada uno saque sus propias conclusiones, la religión es cuestión de fe.

 

https://sobrehistoria.com/navidad-historia-y-origen/
Imagen de internet. Créditos a quien corresponda.

3 entregas, fin de la nº 3, concluyendo aquí esta historia.-

Parte 1: https://noticiasconenfoque.com.ar/nota/17566/navidad-la-verdadera-historia-de-su-origen

Parte 2: https://noticiasconenfoque.com.ar/nota/17583/navidad-la-verdadera-historia-de-su-origen

 

COMPARTIR:

Comentarios