Miércoles 1 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 1 de Febrero de 2023 y son las 15:09 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 28º

28°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

19 de diciembre de 2022

Navidad: la verdadera historia de su origen.

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.


1ª entrega de 3.

La Navidad para la cultura occidental es quizás la fiesta más importante del año. Este es el mejor momento para disfrutar de la compañía de amigos y familiares. Pero además de los símbolos que bien conocemos, como los regalos, la Navidad también tiene un significado religioso: el día de Navidad se celebra el nacimiento de Jesucristo, el que luego sería identificado por la mayoría de los miembros de la religión judía como el Mesías profetizado de las Sagradas Escrituras. Por este motivo, será bueno conocer mejor qué es la Navidad y la verdadera historia de su origen.

El origen judío de la navidad:
Los cristianos comenzaron a celebrar el día de Navidad solo alrededor del siglo IV d.C., reconectando con tradiciones y festividades ya existentes y cargándolas con un mensaje completamente nuevo. Entre estos, sin duda debe mencionarse la festividad judía de Hanukkah, que conmemora la consagración del Segundo Templo de Jerusalén, ordenada por Judas Macabeo tras la terrible ocupación helénica del siglo II a.C. que quería inducir al pueblo judío a adoptar algunas prácticas contrarias a su religión.
El festival de Hannukkah dura 8 días a partir del día veinticinco del mes de Kislev que suele coincidir con el mes de diciembre: durante estos días de celebración los judíos suelen encender las ocho velas de la Hannukkah de forma progresiva, para hacer fiel a la leyenda que, para encender el candelero del Templo, los Macabeos sólo disponían de una redoma de aceite, pero las velas permanecieron encendidas durante 8 días.

Además de los religiosos, la Navidad también tiene orígenes paganos y seculares. Los más significativos son los relacionados con el solsticio de invierno, el día más corto del año que los celtas celebraban -erróneamente- el 25 de diciembre. Es una fiesta muy importante en todos aquellos cultos en los que la adoración al Sol, llamada heliolatría, ocupaba un puesto de absoluta preeminencia, y a la que el cristianismo ciertamente se ha vuelto a conectar, ya que el sol puede verse como un emblema de la figura de Cristo.

Los romanos, en cambio, en los días previos a la Navidad, solían celebrar las Saturnales, dedicadas al asentamiento en el templo de Saturno, dios de la agricultura: para desear un período de paz y prosperidad, era costumbre intercambiar regalos.
Por este motivo, aunque normalmente asociamos el origen de la Navidad a los mitos cristianos y al catolicismo, puesto que representa el nacimiento del niño Jesús, en realidad, esto es un error, al menos tal y como tenemos hoy en día aceptada la Navidad.

El origen de la Navidad, no es para nada cristiano. Como quedó dicho en el principio de este artículo, el origen de la Navidad es pagano. La primera vez que pudimos oír hablar de las Navidades celebradas el 25 de diciembre (tal y como la conocemos hoy) surgió casi dos siglos después del nacimiento de cristo por lo que, tanto antes como después del nacimiento del niño Jesús, existía una celebración a final de año, en torno a la figura de Saturno que los romanos implantaron.

Los romanos celebraban la Saturnalia romana, que no era más que un festival que representaba el solsticio de invierno (entre el 20 y 23 de diciembre) donde se honraban al dios Saturno. Durante esta fiesta, los romanos se alborotaban y por ello, los pocos cristianos que existían en aquella época, se oponían a estas celebraciones tan descontroladas.

De esta manera se dice que la Navidad surgió para sustituir la celebración de Saturno, rey del Sol, en inglés «sun», por lo que se tomó como el nacimiento del hijo de Dios, que en inglés es «son».  Más tarde, cuando la religión cristiana se impuso en todo el Imperio Romano, el rey Justiniano declaró la Navidad como unas fiestas cívicas, aunque poco duró esta compostura, pues en la Edad Media las fiestas navideñas se convirtieron en días para beber y estar de juerga de la mañana a la noche.

De hecho, si miramos costumbres antiguas, puede parecer muy raro celebrar el nacimiento de alguien ya que en los primeros siglos de Iglesia Cristiana, se solía celebrar la muerte de las personas que eran importantes y no sus nacimientos.
También tenemos que observar la siguiente cita para darnos cuenta de que, en realidad, esta festividad no es aceptada en la Biblia.
“Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” (Mat. 15:9). La Navidad no es un mandamiento de Dios — es una tradición de los hombres. Cristo continuó: “Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición”. (Marcos 7:9)

---
3 entregas, fin de la nº 1 -Continúa en 2 y 3.-

 

 

https://sobrehistoria.com/navidad-historia-y-origen/
Imagen de internet. Créditos a quien corresponda.

 

COMPARTIR:

Comentarios