Viernes 21 de Enero de 2022

Hoy es Viernes 21 de Enero de 2022 y son las 14:37 Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 29.2º

29.2°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

20 de diciembre de 2021

1997: CIERRE DE LA HISTÓRICA ESTACIÓN ROSARIO CENTRAL.

La histórica Estación Rosario Central junto al Río Paraná, Puerto del Rosario. (Foto circa 2010)

TRENES QUE CUENTAN SU HISTORIA

Sirvió como estación terminal del Ferrocarril Central Argentino. Su construcción comenzó en 1868 y finalizó en 1870; en esa época era una de las más importantes estaciones en el país debido a su tamaño, el costo de construcción, y el volumen de tráfico.  ​
El ferrocarril que comenzaba en esta estación unía Rosario con la ciudad de Córdoba, 396 km al noroeste. 
Fue la primera de las ocho líneas que operaron en Rosario, la más larga del país en su momento, y la primera línea que unió dos provincias argentinas.

En 1908, después de la unión entre el Ferrocarril Central Argentino y el Ferrocarril Buenos Aires a Rosario, la estación se utilizó para atender los servicios de pasajeros de corta y media distancia, mientras que la Estación Rosario Norte se utilizó para los servicios de larga distancia y expresos.​
Entre 1935 y 1940 en Rosario Central había 70 servicios de trenes diarios, con un promedio anual de 438.000 pasajeros. La mayoría de los servicios de corta y media distancia se cancelaron durante 1977, donde la dictadura cívico-militar Videla-Martínez de Hoz, clausura la Estación Rosario Central quedando la misma abandonada.

En 1987, se desmantelaron los rieles que unían esta estación con el Puerto de Rosario para construir la Avenida Ribereña Central. En noviembre de 1989 circuló un servicio de trenes de pasajeros experimental, pero un mes después se canceló el servicio. En 1993 tras la eliminación de nuestros trenes de pasajeros, se demolieron las instalaciones secundarias del Rosario Central, al norte de la misma estación (talleres, tiendas, etc.) para continuar con la construcción de la avenida, y en 1997 se removieron los rieles que llegaban a la estación.

 

--------------------

Circa 1980 – FFCC GENERAL BELGRANO (Trocha 1m): 
TREPANDO DE LEÓN A VOLCAN, por la Provincia de Jujuy.

Este tramo, que unía San Salvador de Jujuy con La Quiaca, e ingresaba a Villazón (Bolivia) es el único donde se auxiliaba al tren de pasajeros con 4 locomotoras, en este caso 2 GM. GT22.  y 2 GE. U12C (Universal), para superar la pendiente del 60 por mil. (cada 100 metros sube 6.)

La foto es de los últimos años de la década del 70, ya que por aquellos años las GE. U12 estaban afectadas a este ramal, que luego bajaron a Base Tapiales (Bs. As.).

A partir del ‘79, cuando Astarsa (Astilleros Argentinos S.A.) construye las 34 locomotoras GM GT22, CU restantes, estas pasan a dominar la zona, y fueron verdaderos caballitos de batalla por su potencia y por poseer freno electrodinámico.

Tren 703 del ferrocarril Gral. Belgrano, Bajando la cuesta de Volcán a León. (circa 1970)

 

León era una base muy importante, siempre había 4 locomotoras dispuestas para auxiliar, recordemos que tan solo podía circular un tren limitado a 200 toneladas.

"Cuando el tren llegaba a León, aparecían como hormigas los revisadores de ejes para ver si venían caldeados de frenos;  Los peones que cargaban arena, revisadores mecánicos de locomotoras;  Luego, al llegar a Volcán, todos pasaban informes de la formación. Los equipos de maquinistas, tanto de la titular como las de auxilio, debían dejar por escrito si se había presentado alguna dificultad en el tramo. Era una estación de mucho movimiento, y se respiraba confianza, por la eficiencia y seguridad del personal.

     Contaba un maquinista amigo, de apellido Palma… “Yo me gane la clase de conducción ahí, antes había que concurrir a las bases para cursar y ganarse la vacante. Cuando veníamos bajando de Volcán, apenas el guarda autorizaba la partida, aflojaba frenos y el tren se iba solo, a los diez metros, ya aplicaba el freno de aire, y trabajando las 4 locomotoras con freno dinámico. Cuando estábamos llegando a Bárcena, ahí donde estaba la vía de escape, por si la pendiente me traía alzado, el señalero siempre me ponía la señal a peligro, y yo debía hacerle juego de luces y tocarle un largo bocinazo, eso decía que estaba todo bien y me bajaba la señal y libraba la vía, sino le hacías esa seña con luces y bocina, te mandaba a parar a la vía de escape, que te frenaba."

--Ibar Barcelò - Foto: Jorge Ciawlosky

                                                                                     
Francisco Álvarez – El Recopilador.

Fuentes: Archivo de El Recopilador.
Fotos tomadas de internet, créditos a quienes correspondan.
Si querés leer todo el material publicado por El Recopilador en Noticias con Enfoque hace click acá

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!