Lunes 20 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 20 de Mayo de 2024 y son las 18:54 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 14.8º

14.8°

EL CLIMA EN Buenos Aires

COCINA PARA TODOS

20 de abril de 2024

Guiso Argentino: un Sabor Tradicional en Cada Cuchara

Por: Carlos Rodriguez

Descubrí la historia y el encanto de este plato reconfortante, que refleja la rica cultura gastronómica de Argentina.

El guiso argentino es un plato emblemático de la cocina del país, arraigado en su historia y cultura gastronómica. Si bien no existe una única historia definitiva sobre su origen, se cree que tiene sus raíces en la llegada de los colonizadores europeos a la región.

Influencias Europeas

La colonización española y posteriormente la inmigración masiva de europeos, especialmente italianos y españoles, en los siglos XIX y XX, tuvieron un impacto significativo en la cocina argentina. Los inmigrantes trajeron consigo sus propias tradiciones culinarias y adaptaron sus recetas a los ingredientes disponibles en Argentina. De esta manera, platos como el guiso se vieron influenciados por técnicas y sabores europeos.

Adaptación a los Ingredientes Locales

En la Argentina del siglo XIX y principios del XX, la carne era un alimento básico y abundante, gracias a la vasta extensión de tierras aptas para la cría de ganado. El guiso argentino se convirtió en una forma popular de cocinar cortes menos nobles de carne, como la falda o el osobuco, utilizando métodos de cocción lentos para ablandar la carne y extraer su sabor.

Evolución en las Cocinas Familiares

A lo largo del tiempo, el guiso argentino se fue adaptando a las preferencias y recursos de las familias argentinas. En las zonas rurales, donde los ingredientes frescos eran más accesibles, el guiso solía incluir una variedad de vegetales como papas, zanahorias, cebollas y pimientos. En las ciudades, donde las opciones eran más limitadas, el guiso podía ser más simple pero igualmente reconfortante.

Plato de Tradición y Reunión

El guiso argentino se convirtió en un plato de tradición familiar y de reunión, a menudo compartido en momentos de frío. Su preparación sencilla y su capacidad para alimentar a una gran cantidad de personas lo convirtieron en un favorito en eventos comunitarios, como las famosas "asados" argentinos.

Hoy en Día

Hoy en día, el guiso argentino sigue siendo un plato querido y representativo de la identidad culinaria del país. Se encuentra en los menús de restaurantes tradicionales y en las mesas de los hogares argentinos, donde sigue siendo una forma de conectar con la historia y la tradición culinaria del país.

Ingredientes:

  • 500 g de carne (bife de chorizo, falda o carne para estofado)
  • 2 cebollas grandes, picadas
  • 2 zanahorias, cortadas en rodajas
  • 2 papas, peladas y cortadas en cubos
  • 2 tomates maduros, picados
  • 2 morrones (uno rojo y uno verde), cortados en tiras
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 taza de caldo de carne
  • Aceite 
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hierbas frescas (opcional)

Preparación:

  1. En una olla grande, calienta aceite y dora la carne por todos lados. Retírala y reserva.
  2. En la misma olla, agrega más aceite y cocina las cebollas y el ajo hasta que estén transparentes.
  3. Agrega las zanahorias, papas, tomates y pimientos. Cocina por unos minutos.
  4. Vuelve a colocar la carne en la olla, añade el caldo de carne, sal, pimienta y hierbas frescas si deseas.
  5. Reduce el fuego, tapa la olla y cocina a fuego lento durante aproximadamente 1 hora o hasta que la carne y las verduras estén tiernas.
  6. Rectifica la sazón y sirve caliente, acompañado de pan fresco.

Este guiso argentino es una celebración de sabores simples pero reconfortantes, perfecto para disfrutar en días fríos o en cualquier ocasión que requiera un plato abundante y delicioso. ¡Buen provecho!

 

COMPARTIR:

Comentarios