Miércoles 17 de Julio de 2024

Hoy es Miércoles 17 de Julio de 2024 y son las 19:35 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 13.1º

13.1°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

4 de abril de 2024

Tengo una vaca lechera ¿Quién no recuerda con una sonrisa esta vieja canción?

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de la esquina.

Tocaba tarantelas, jotas y pasodobles para la gran masa de inmigrantes, muchos de los cuales vivían en el campo o en ciudades del interior y también gustaban de valsecitos criollos y rancheras, otra de las especialidades de Brunelli.
 

En los bailes de los clubes de barrio se acostumbraba contratar una orquesta
típica -de tango- y una de jazz, dos tipos de música muy bien marcados; 
Con Feliciano Brunelli como creador, surgieron muchísimas orquestas
(cuartetos por lo general) denominadas “Características”, sumándose a la oferta.
Pero cuando el presupuesto del organizador era “ajustado” contrataba solo
una “característica” y tocaba sola toda la noche, desde las 21 hasta la
4 de la madrugada, alternando algunos descansos de media hora,
 con música de tango o jazz,  grabada en aquellos discos de pasta.

Tocaba tarantelas, jotas y pasodobles para la gran masa de inmigrantes, muchos de los cuales vivían en el campo o en ciudades del interior y también gustaban de valsecitos criollos y rancheras, otra de las especialidades de Brunelli.

Hijo de padre italiano y afinador de acordeones, Feliciano nació en Marsella, Francia, y junto a sus padres llegó muy chico a la Argentina, radicándose Rafaela (Santa Fe), típica ciudad de inmigrantes italianos. Empezó a tocar en bailes y cines hasta que en 1928 registró sus primeros discos. En total grabó casi ochocientos temas hasta 1966.

Aunque no hay números oficiales, Fernando Raymond (cantor que integró la orquesta entre 1944 y 1948) aseguraba que, por ejemplo, el clásico de 1947 “La vaca lechera”  (“Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera”)  tuvo una distribución de ¡400.000 ejemplares en la primera edición!  Se agotaban rápidamente.  El censo nacional de ese año arrojó quince millones de personas en la Argentina, lo que permite comprender la magnitud de las ventas.

Hasta 1940, con conjuntos pequeños (dúo, trío y cuarteto) Brunelli descolló en bailes y también en la radio: durante 25 años fue artista exclusivo de Radio Belgrano. Luego, con la orquesta que armó en 1935, fue acomodándose perfectamente al gusto de sus millones de seguidores: marchas brasileñas, cumbias colombianas, música de películas argentinas y de Hollywood, o los nuevos ritmos, como el baión y el swing.

Los autores se peleaban para que Feliciano les grabara un tema. El maestro Mario Clavell le acercó un bolero. Brunelli le dijo que se lo grababa, pero en ritmo de fox trot, ya que era muy lento para el estilo de la orquesta. “Grábelo, como sea, pero grábelo, por favor” fue la respuesta del joven cantante. Contar con una obra ejecutada por Feliciano era el camino directo a la fama y las ganancias por los derechos. Como su música no estaba encasillada ni en el jazz ni en el tangohoy poco se conoce de quien fue uno de los músicos más populares de nuestro país.

La “Nueva Ola”, música promocionada desde las grabadoras a través de la radio y la incipiente televisión, marcó el fin de su larga trayectoria. En 1966 se retiró y dedicó a atender su famosa casa de música del barrio porteño de Once. Murió en 1981. Cuatro años después, una de sus grabaciones de “Barrilito de cerveza” reverdeció al ser incluida en el cierre de la película “Esperando la carroza”.

 

Fuente:  Blogs de La Nación.

 

 

LA VACA LECHERA

 

Tengo una vaca lechera
No es una vaca cualquiera
Me da leche merengada
¡Ay, qué vaca tan salada!, tolón, tolón
Tolón, tolón.

Un cencerro le he comprado
Y a mi papá le ha gustado
Se pasea por el prado
Mata moscas con el rabo, tolón, tolón
Tolón, tolón.

Qué felices viviremos cuando
vuelvas a mi lado
Con sus quesos, con tus besos,
los tres juntos, ¡qué ilusión!

Tengo una vaca lechera
No es una vaca cualquiera
Me da leche merengada
¡Ay, qué vaca tan salada!, tolón, tolón
Tolón, tolón.

Compositores: Basile-Fattal
Letra de La Vaca Lechera © Tunecore Global

…y hasta se cantaba en las fiestas en las escuelas!!!

COMPARTIR:

Comentarios