Jueves 18 de Julio de 2024

Hoy es Jueves 18 de Julio de 2024 y son las 13:25 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 18.5º

18.5°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

6 de noviembre de 2023

Mi muñeca negra.

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.

-Década del 50, años felices sin huelgas docentes, y en los primeros días de diciembre comenzaban las vacaciones. No se hablaba tanto de Papá Noel, pero sí de los Reyes Magos.
Era seguro que mamá nos llevaría a ‘Gath & Chaves’ (1910-1952) para dejar la cartita, pero no a ‘Harrods’ a ver a Papá Noel.

La víspera de Reyes juntábamos pasto para dejarle a los camellos en la puerta de la "pieza" que ocupábamos en una casa de inquilinato.
En la mañana del 6 de enero, don Adolfo, otro inquilino, hacía sonar una trompeta para avisarnos que los Reyes Magos habían pasado.

¡Que sorpresa! En mis zapatos estaba la muñeca negra que había mirado en la vidriera de la juguetería y una caja grande con una etiqueta que decía "La pequeña modista".

A mi muñeca negra, mofletuda, regordeta, sin pelo y con un pañuelo rojo en la cabeza la bauticé Gladis.

"La pequeña modista" traía todo lo necesario para hacerle vestidos a mi muñeca. Un pequeño maniquí, agujas, hilos, una tijera que no cortaba ni el aire y moldes en papel para hacer blusas, polleras, soleros, etc. Y en el zaguán de la casa, a la hora de la siesta, poco a poco, fui haciendo el "vestuario" para mi negra.

Semanas después, en una calurosa tarde de febrero, mi muñeca estrenaba un vestido. En la casa de una amiga, la "gorda" Cristina, se realizaba el bautismo de mi negrita.

Todo estuvo dispuesto, el improvisado altar y hasta "la gorda" vestida de cura, para llevar a cabo nuestro juego. Cuando la ceremonia terminó, la mamá de Cristina nos sirvió una taza de café con leche y rebanadas de pan alemán con manteca y miel.

Eran tiempos en que nuestra imaginación volaba, no teníamos teléfonos celulares con jueguitos ni audífonos en las orejas para escuchar música y aislarnos del mundo.
Juegos y pasatiempos de una niñez distinta de la actual, no sé si mejor o peor, pero seguramente menos influenciada por una propaganda que crea nuevas necesidades.

 

 

Fuente:
Archivo de El Recopilador.
Imágenes de internet, créditos a quienes correspondan.

COMPARTIR:

Comentarios