Jueves 18 de Julio de 2024

Hoy es Jueves 18 de Julio de 2024 y son las 23:36 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 13.5º

13.5°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

25 de mayo de 2023

Pensando en los dos siglos que siguieron a aquel 25 de Mayo de 1810.

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.

El 25 de mayo de 1810, aquella vieja revista de nuestra niñez y de nuestra escuela, el “Billiquen” ¿se acuerdan?  nos contaba que aquel día había amanecido con lluvia y que la plaza ante él Cabildo tenía allí reunido al pueblo, que quería saber de qué se trataba aquello que se estaba debatiendo en su interior…

Lo que se debatía era lo que pocos días antes, el 18 de mayo, había expresado a los cabildantes el Virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, sobre un mensaje recibido de su majestad, Fernando VII  rey de España, a que le guardemos fidelidad, debido a que por la invasión napoleónica no fuese también a caer el Virreynato del Río de la Plata en su poder.
Pero lejos con estar todos de acuerdo en acatar su pedido, muchos vieron la oportunidad de independizarnos de España.

Pero esas cosas eran cosas de ricos, de ilustrados tenderos, que veían un mejor futuro para sus negocios. Ese era el “pueblo” presente en la plaza. En tanto, la gran mayoría, las humildes familias criollas, el gauchaje, los aborígenes, los esclavos… los que constituían el verdadero “pueblo”, los que se ocupaban de realizar todo el trabajo no estaban allí -no eran los ilustrados que sabían leer y escribir-  Los que nunca para nada eran consultados… todos ellos “no estaban”, lo estaban en sus tareas, en sus labores o en sus casas. Repito: Todo el pueblo NO ERA!

Aunque muchos historiadores saben bien sobre los sucesos de mayo de 1810, poco se sabe de las ideas para una américa independiente, de Moreno, Belgrano, Monteagudo, Castelli sobre integrar a esclavos, indígenas y mestizos, para que pudiesen participar políticamente de la sociedad. Cosa que, a diferencia de los conservadores partidarios de Saavedra, estos pretendían se siguiese gobernando libres de España, pero con el mismo rígido sistema de clases sociales y el manejo de “la caja”.

Así estaban entonces planteadas las cosas, puertas adentro del Cabildo.  
Puertas afuera el pueblo -no pueblo- clamaba queriendo saber como iba la cosa. 
Finalmente “la cosa fue”. Se dio, se concretó en la revolución de mayo, que hoy no del todo conocemos… Se forma una Primera Junta de gobierno y Moreno viaja a Europa por una gestión, viajaba enfermo… Le dieron una tacita de té en alta mar y no llegó…
Luego una Segunda Junta, Directorio, Gobernadores… y una eterna grieta, la real, que se vino marcando desde aquellos ya remotos tiempos… Unitarios y Federales… El rico Puerto Porteño y las postergadas Provincias Argentinas. Luchas de patriotismo, de sangre y de mucha hipocresía, donde en definitiva el objetivo siempre fue “la caja” de los intereses de los grandes “interesados”.

La Conquista del Desierto, llevada a cabo por la naciente Sociedad Rural, en 27 años, entre 1876 y 1903, consiguió del Estado el regalo o la venta por monedas de 41.787.023 de hectáreas a 1843 terratenientes, vinculados estrechamente por lazos económicos y/o familiares, a los diferentes gobiernos que se sucedieron en aquel período. Las mismas familias que en el presente, bajo sus improntas conservadoras y neoliberales, continúan ignorando al pueblo bajo su férrea tiranía del poder económico, enriquecida aún más por haber aprendido como es el manejo de la alta mafia.

Así, a lo largo de  los dos últimos siglos nos queda el saldo de haber aprendido que a los pueblos no se los gobierna por la mayoría, sino desde la minoría.

Celebrando ahora otro 25 de mayo, pensemos en no perder la esperanza de poder, algún día no lejano, encontrarnos con un auténtico y real 25 de Mayo que, el pueblo, los del pueblo, nos merecemos desde el verdadero sentimiento de fidelidad a nuestras auténticas raíces de Patria de todos y no de tan ofensivamente pocos.

-El Recopilador.

COMPARTIR:

Comentarios