Jueves 18 de Julio de 2024

Hoy es Jueves 18 de Julio de 2024 y son las 14:28 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 18.5º

18.5°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

10 de abril de 2023

La historia del Correo en el Río de la Plata (1ra. parte)

Corneta de posta, su figura sigue siendo empleada como logotipo nacional del correo, en muchos países.

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.

El área más interesante de lo que podemos hablar del tránsito de personas y el traslado de correspondencia, en lo que hoy es la República Argentina, es naturalmente la Provincia de Buenos Aires. Y no es casual que así sea, sino necesariamente esta provincia, por tener el predominio económico y político desde prácticamente la fundación de la ciudad de Buenos Aires, salvo algunos períodos en donde la Gobernación de Paraguay tenía una importancia económica grande. Y el interior, por ser el camino hacia el Norte.

Buenos Aires, al final terminó siendo el puerto sobre el Río de la Plata, y éste sobre el Atlántico, la boca de entrada y salida de toda Europa.

Al margen de esto, todos sabemos que por vía del Pacífico y por la de Panamá y de Las Antillas, se realizaba también el gran tráfico de metales preciosos hacia Europa –hacia España en este caso-. Pero Buenos Aires es la que produce o tiene la preeminencia política, aunque no es al principio una zona tan rica, como podría ser la de Perú, o la de Bolivia, por las minas de plata y oro.

La Argentina tiene otras características, pero Buenos Aires tiene en particular una coincidencia política y económica. Así, no es casual que Buenos Aires para nosotros sea un poco la cabeza, el núcleo, donde todas las comunicaciones terminan y de adonde salen esas comunicaciones en competencia abierta, curiosamente con la ciudad de Montevideo.

España organizó una estructura notable, desde el punto de vista de su infraestructura, incluso de estas comunicaciones con América. Y en la zona del Río de la Plata –en particular- fue la segunda en organizarse, allá por el año mil seiscientos y pico; Decidiendo entregar, (como era habitual esto en esa época en Europa, por parte de las coronas) el manejo comercial de la correspondencia y el del tráfico de pasajeros a concesionarios.

Primitiva ruta del Camino Real entre 
Buenos Aires y Cartagena (1770)

Carlos Vº dio en concesión a una familia, el manejo de todo el Imperio Germano, y ello así duró hasta prácticamente 1874, cuando en Berna –Suiza- es creada la UNION POSTAL UNIVERSAL, que hace posible el intercambio internacional de correspondencia a pesar de las guerras, de las diferencias políticas y de cualquier clase de perturbaciones.

Aquí, la concesión antes citada pasa a depender directamente de los Estados Germánicos por el resto del siglo XIX. Durante todo ese periodo esta gente tenía la obligación de realizar el tráfico de correspondencia y de pasajeros, a través de carruajes y caballistas (chasques, en nuestro caso), mas, en todos los casos con la obligación del pago de un canon, consistente en un porcentaje para la corona. Pero el resto del “negocio” quedaba en casa y eso dio millones y millones de ganancia, porque el tráfico de correspondencia en Europa era realmente intenso.

Los españoles vieron que aquí, no podían ellos en esa época (mil seiscientos y pico), realizar un eficaz tráfico de correspondencia y entonces dieron también, a algunos concesionarios, el tráfico de correspondencia a toda América.

Convoy de carretas transportando
cargas, pasajeros y correo. (c.1800)

En esas condiciones, esas personas tenían sus propios empleados, sus propios carruajes, sus propias caballadas, pero con una particularidad: “El costo de la correspondencia en esa época era muy elevado y por lo tanto no podía ser utilizado por las clases bajas, ni siquiera por lo que podía llamarse las clases medias. Lo utilizaban los comerciantes y los funcionarios”. Esta limitación irá a concluir recién a fines del siglo XVIII, cuando se crea una estructura de manejo de correspondencia y pasajeros mucho más fluida y mucho más barata, con mayor cantidad de tráfico y menor costo operativo. Esa ley se cumplió perfectamente bien, ya en esa época.

Como hito para nuestro país diría que: La correspondencia que venía de Europa, entraba por Puerto de Montevideo  –puerto de aguas profundas-  y luego, a través de barcos de cabotaje, de menor calado la continuaban a Buenos Aires. Porque el Río de la Plata contaba –y cuenta-  con grandes “bancos de arena” y como en esa época no existía ningún canal resultante de “dragado”, los barcos de mayor calado no lo podían atravesar a riesgo cierto de quedar varados.

Entre los puntos del Río de la Plata más importantes para este tráfico, no lo era Buenos Aires, sino el puerto de la Ensenada de Barragán o de la Isla de Santiago, como se llamaba en esa época.

 

Los ingleses también le dieron importancia en sus cartas náuticas, considerándole puerto de recalada muy superior al porteño, y tan importante que la ciudad de La Plata se funda en base al canal de acceso a la Isla de Santiago.   –Continua en la siguiente entrega-
-
Fuente: Recopilación del Prof. Roberto Guillaume.

Imágenes de internet, créditos a quienes correspondan.

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios