Jueves 13 de Junio de 2024

Hoy es Jueves 13 de Junio de 2024 y son las 00:28 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 20.8º

20.8°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

30 de enero de 2023

La leyenda de la Laguna Brava.

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.


-Una rica hacendada de la provincia de Corrientes, había quedado ciega repentinamente.  Invocó a la Vírgen de Itatí, y prometió poner a sus pies todas sus joyas y una esclava, si se hacía el milagro de devolverle la vista.
Sus oraciones no cesaban.  Pasó un tiempo, hasta que la Virgen se compadeció de su angustia y le otorgó a sus ojos el maravilloso milagro de volver a ver, que era como renacer a la vida. 
En cumplimiento de su promesa, la hacendada preparó su viaje al Santuario, cargando en sus carretas las alhajas y la esclava que debía entregar para el servicio del templo. Al llegar hizo oficiar una misa y ofrendó sus alhajas y la esclava.

Después emprendió el regreso y ya a mitad de camino se detuvo para dar descanso a los animales, y almorzar.  Estaban en el pueblo de Mbatará, hoy Santa Ana, próximos a la gran laguna. De pronto la señora, hablando consigo misma, murmuraba:

-“¿Es posible que el Señor me haya negado la vista tanto tiempo y hoy por unas alhajas venga a recobrarla?”.

Luego se recostó e hizo la siesta, aunque apenas se adormeció. Hacía mucho calor. Y cuál no sería su sorpresa, pues al despertar encontró a su lado la esclava y dispersas en el suelo estaban las alhajas que había puesto a los pies de la Virgen. 
No salía de su sorpresa, cuando un hermoso toro colorado y de cuernos refulgentes salía de los esteros y se dirigía hacia las carretas.

Quiso averiguar quién era el dueño de tan bello animal y si era posible comprarlo. Nadie pudo dar noticias al respecto, pues el animal era desconocido del lugar.  Entonces decidió uncirlo a su carreta, lo que se pudo hacer pues se comportaba mansamente.

Apenas reiniciada la marcha de las carretas, la que tenía uncido al toro de los cuernos de fuego y en medio de un fragor inexplicable, fue arrastrada a velocidad increíble a la laguna vecina y se internó en ella.  La misma suerte corrió la otra carreta y ambas desaparecieron en las aguas ahora encrespadas. En tal torbellino de horror, todos los componentes de la caravana perecieron.

La laguna fue bautizada como Laguna Brava, y nadie en la región dudó que la Virgen y el Señor habían castigado la blasfemia de la rica y hermosa hacendada.

 

 

Hay sobre esta laguna varias leyendas, aunque el tema es similarmente tratado en todas ellas.
La presente versión nos llega del Dr. Jorge López Ruiz.
---
Fuente:  Diccionario Folklórico Argentino de Félix Coluccio.

COMPARTIR:

Comentarios