Domingo 4 de Diciembre de 2022

Hoy es Domingo 4 de Diciembre de 2022 y son las 13:15 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 25.9º

25.9°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

10 de octubre de 2022

Leyendas indígenas. El Pilcomayo y el Bermejo.

El indomable Pilcomayo, frontera argentino-paraguaya.

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina

Esta leyenda pone en evidencia que en el mismo indígena hasta los ríos adquirían personalidades sensibles, tanto como los árboles, las piedras y la naturaleza entera.

Cuenta esta leyenda que hace años vivían en Potosí, Bolivia, los hermanos Pilcomayo y Bermejo, hijos de un famoso cacique que había beneficiado mucho a sus tribus. Lamentablemente, al morir el cacique, empezaron las desavenencias entre los hermanos. Pilcomayo, que era el mayor, debía heredar, según la ley, los dominios del padre, pero la mitad tenía que cedérsela al Bermejo y se negó a hacerlo.

Cuando pareció que sobrevendría una guerra, Bermejo tuvo un gesto de rebelión; rompió su lanza y declaró que por respeto al padre y para que no haya disgustos entre hermanos, le dejaba toda la herencia y se iría de Bolivia.

Efectivamente, desde aquel día desapareció y nadie lo vio más.
Arrepentido poco después, Pilcomayo cuando supo que Bermejo andaba por ahí, se largó hacia el Sur. Saltando sobre montañas y corriendo por valles, llegó, después de más de mil kilómetros, hasta los dominios del cacique Paraguay. Ahí supo qué hacía tiempo Bermejo se había entregado al mismo río y que junto con sus aguas marchaba hacia el Sur.

Las rojas aguas del río Bermejo, que corre entre Chaco y Formosa.

 

El Paraguay se ofreció para ayudarle y entonces mezcló sus aguas con las del cacique y fluyeron juntos hacia el Sur, en busca del Bermejo.

El día que se encontraron los dos hermanos se dieron un gran abrazo, se juraron amistad para siempre y juntos, deseando olvidar sus rencillas, resolvieron marcharse hacia el Sur y, deslizándose suavemente por el Paraná, limpias ya de su coloración rojiza las aguas del Bermejo, se mezclaron con las aguas del Río de la Plata.

Foto satelital: Desembocadura de los ríos Paraná y Uruguay en el Río de la Plata
y su fusión con el Mar Atlántico. 

 

---
Leyendas indígenas, José Liberman. La historia popular.
Imágenes de internet, créditos a quienes correspondan.

COMPARTIR:

Comentarios