Jueves 29 de Septiembre de 2022

Hoy es Jueves 29 de Septiembre de 2022 y son las 01:37 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 13.6º

13.6°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

15 de agosto de 2022

1927-1950 El aeródromo de El Talar

Aeródromo de General Pacheco –hoy El Talar- sede de AEROPOSTAS ARGENTINAS entre 1927 y 1950 y donde nació AEROLÍNEAS ARGENTINAS.

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.

-La historia nació así:  En 1927, la ‘‘Compagnie Générale Aeropostale’’ busca establecer un correo aéreo
entre Francia y Argentina. Su presidente Bouitloux Lafont, llega a Buenos Aires y se entrevista con el Presidente Alvear, acompañado por el piloto argentino Vicente Almandos Almonacid, quien redacta un contrato de servicio aéreo que se firma el 8 de febrero de 1927.

El propio Almonacid ubica un campo en Gral. Pacheco, a 35 km de la Capital Federal para el aeródromo que se sitúa sobre la Ruta 197, Av. Gral. San Martín, Pacheco y Marcos Sastre (actualmente El Talar).

Pero, la intervención de Vicente Almandos Almonacid, es la de un personaje que merece destacarse:
‘’Nació en Anguinán –Chilecito- La Rioja, el 24 de diciembre de 1882.  Fue ingeniero naval, diplomático y aviador argentino que participó en la Primera Guerra Mundial como piloto de la Fuerza Aérea Francesa donde, en plena guerra, inventa el sistema de señales para vuelos nocturnos, el sistema de lanza bombas, tres tipos de torpedos para los aparatos de bombardeo, el dispositivo para la fijación del tiro desde aviones, todo lo que utilizó la aviación francesa en la contienda. Además de ser el primer piloto en el mundo que ejecutó el primer bombardeo nocturno. Obteniendo por todo ello varias condecoraciones otorgadas por el gobierno francés’’.

Precisamente, para la llegada al país de la Compagnie Générale Aeropostale el Capitán Almonacid representó ser el contacto esencial con las autoridades de gobierno para su establecimiento, siendo más tarde cofundador y gerente técnico de la Compañía Aérea Aeroposta Argentina, filial de la francesa Aéropostale y precursora de Aerolíneas Argentinas.

Con su pista de césped el campo era un “billar”, aunque no tenía precisamente pistas marcadas y los pilotos elegían, según el viento, el lugar donde iba a aterrizar. En uno de sus ángulos había 3 antenas de 30 metros de altura y una vivienda de material donde se realizaban las comunicaciones con las otras bases, pues en esa época los aviones no llevaban radio. Luego de creada la Air France, se construye un hangar y talleres de material, para sus aviones que hacen la línea internacional, lo que permitía tener
un contacto con el viejo continente. Así el 5 de septiembre de 1927 nace ‘‘Aeroposta Argentina’’ como filial de la Compagnie Generale Aeropostale, que prestó servicios aéreos a Asunción del Paraguay, Santiago de Chile y nuestra región patagónica.

El 1º de marzo de 1928, en Francia, Jean Mermoz sube a su avión, un  Laté 25, previamente cargado con 36 sacos de correspondencia, inaugurándose así la línea aérea más larga del mundo (13.600 km.) desde Toulouse hasta Buenos Aires. (El Latécoère 25-1-R se conserva en el Museo Nacional de Aeronáutica de Argentina en Morón).

En sus años de apogeo, en la Aeroposta de El Talar había hangares, talleres, torre de control, comedor, confitería e incluso un tranvía que comunicaba el lugar con el Km 35 del ferrocarril Central Argentino.
El aviador y escritor francés de Saint Exupéry recorrió el lugar en 1929 durante su visita a La Argentina. 
En la actualidad allí se encuentra el Barrio Almirante Brown.  (Hoy una escuela lleva el nombre del autor
de “El Principito” y una plaza, la de su obra más reconocida.)

Antoine de Saint Exupéry, aviador y escritor francés
que entre sus momentos libres entre vuelo y vuelo
nos regaló su maravillosa obra “El Pricipito”

 

Antoine de Saint-Exupéry, destacado escritor y aviador francés, fue nombrado en 1929 director de la Aeroposta, e inaugurando la línea patagónica, vital para los pobladores del sur argentino, pudiendo recibir más rápido cartas, medicamentos, diarios y los primeros pasajeros (La gran mayoría estancieros británicos).  Asimismo, en El Talar escribió lo que sería su libro «Vuelo Nocturno», y su experiencia además, le sirvió de inspiración para crear lo que sería un éxito mundial literario: «El Principito».

En 1930, debido a la Gran Depresión, Bouilloux Lafont, titular de la Compagnie Générale Aéropostale se  ve afectado por problemas económicos y cambios ministeriales que ocurren en Francia le impiden renovar la concesión de la empresa, resultando este su fin. El 31 de marzo de 1931 se liquida la compañía, que más tarde sería absorbida dentro del grupo de empresas que darían origen a Air France  en 1933, continuando la actividad de la Aeropostale.

La situación de la Aeroposta Argentina no es muy diferente, el Estado Argentino también le niega fon-dos y en junio de 1931, cesa sus actividades. No obstante, el Director de Correos y Telégrafos y el Director de Aviación Civil se sumaron a los reclamos de la prensa y el público en general y finalmente convencieron al Presidente de facto, Gral. Uriburu, a que autorizase a Aeroposta Argentina S.A. a  reanudar sus servicios. Mientras la Aeropostale se fusiona con Air France, ésta sigue apoyando técnicamente a la Aeroposta Argentina, pero los aviones están viejos y hay que renovar la flota. 

En 1933, un grupo de empresarios argentinos, encabezados por el Dr. Ernesto Pueyrredón, forman un consorcio que adquiere el 97% de las acciones. Ahora sí, AEROPOSTA ES ARGENTINA.  

A la derecha de la foto, de Saint Exupéri,
en una escala de sus vuelos patagónicos.

 

El grupo consigue importantes mejoras, ayuda de las autoridades y la cabecera definitiva se establece en Pacheco. La ruta patagónica era la más larga: Buenos Aires-Río Grande, donde descendía en 9 localidades –luego ya ciudades- atendiendo el correo y pasajeros. En 1937 mejora sus servicios con la incorporación de tres aviones trimotores Junkers, de origen alemán.

En 1944 se crea el Comando en jefe de Aeronáutica, el que planifica la creación de zonas aéreas para diferentes servicios y se decreta la formación de sociedades mixtas. Estas, en cantidad de cuatro, comienzan a funcionar el 12 de abril de 1946, ellas son: Aeroposta – Fama - Alfa y Zonda.

A fines de 1949, todos estos grupos se unifican en uno sólo y pasan a llamarse AEROLINEAS ARGENTINAS,  quien traslada las instalaciones de su campo de Pacheco al flamante Aeropuerto de Ezeiza, al comenzar la década del 50.

En 1950 el aeródromo se ha transformado y su actividad pasa a ser un lugar de reparaciones y acondicionamiento de las máquinas, carga de combustible y todo lo necesario para el vuelo. 
Así mismo, mientras también se construye el Aeroparque Jorge Newbery, diariamente los aviones vuelan a El Talar para ser guardados en los hangares y luego volar a Aeroparque para el horario correspondiente del vuelo.  

Hangares del Talar de 1927 a 1950. De 1950 a la actualidad,
funciona una empresa metalúrgica. Calle Ricardo Palma.

 

 

Fuentes:   https://museocastrobarros.files.wordpress.com/2019/12/los-almandos-almonacid.pdf         
                  HTTP://WWW.GENERALPACHECOWEB.COM.AR/HISTORIA/LAAEROPOSTA.PHP
                  https://loudandclearisnotenought.blogspot.com/p/las-lineas-aereas-de-la-argentina.html          
                  Comisión de Historia de El Talar
                  Ricardo Mena
                  Imágenes de internet- Créditos a quienes correspondan
                  Archivo de El recopilador.

COMPARTIR:

Comentarios