Domingo 7 de Agosto de 2022

Hoy es Domingo 7 de Agosto de 2022 y son las 19:23 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 10.2º

10.2°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

7 de julio de 2022

El árbol de Cristal

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.

En el partido de Berazategui, en la Reserva del Parque Pereyra Iraola, desde hace más de 150 años, en una de las áreas más frondosas de la antigua estancia San Juan, detrás de la Escuela de Policía Juan Vucetich, se yergue esta joya de la naturaleza: “El árbol de cristal”.

Traído a mediados del siglo XIX por el propio Leonardo Higinio Pereyra desde Indochina, es el único de los 12 retoños de la especie Agathis alba  que logró sobrevivir en el espacio verde y también en Sudamérica.

 

Por qué lo llaman El árbol de cristal?

Su extravagante apodo tiene su origen en el efecto óptico que se genera  “cuando la luz -especialmente la de la luna- se refleja en la resina depositada en forma de lágrimas en su tronco”.

 

 

“Sin otro para reproducirse, será una figura de culto hasta que muera de pie”, destacan desde el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS). 

El centenario árbol oriundo de Malasia fue declarado Monumento Natural por la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires (Ley 11.341 de 1998)  y habita el área donde se hallan el 36% de las especies superiores vegetales bonaerenses, además de unas 200 especies de aves.

“Calculamos se plantó en 1870”, cuenta la licenciada en Biología y directora de Reforestación y Arbolado Público municipal, Andrea Gantzer, durante un breve documental publicado en la cuenta de YouTube comunal “Los otros árboles son bastante más jóvenes”, agrega la especialista, quien remarca además que se trata de “un árbol perfecto, hermoso”.

 

De la familia de las araucarias, con hojas coriáceas,  perennes y elípticas y un tronco grisáceo, el árbol de cristal presenta manchas rojizas en determinadas épocas del año y es una de las tantas especies que Pereyra Iraola trajo al país bajo el deseo de representar los jardines ingle-ses que conoció a lo largo de sus viajes por Europa. Para eso, contrató al paisajista belga  Carlos Vereecke, quien se encargó de diseñar el parque, compuesto en un 90% por especies exóticas.

La singularidad de este ejemplar seduce a centenares de turistas, que  organizan caminatas y paseos en bici para conocerlo, ya que se encuentra en un sendero inaccesible para automóviles en la Estancia San Juan, un espacio de 1000 hectáreas ubicado en el Parque, que guarda importantes rasgos de la historia provincial de hace siglos.

Vale recordar que agosto es considerado el Mes del Árbol en Argentina ya  que cada 29 del mes se conmemora el Día del Árbol, instituído en 1901 por el Consejo Nacional de Educación    para concientizar sobre el cuidado y la protección de las superficies arboladas, gracias a una iniciativa de Estanislao Zeballos.

Cómo llegar:
Escondido en uno de los sectores más selváticos de la antigua estancia San Juan, de Leonardo Pereyra Iraola (luego  ocupada por la Escuela de Policía Juan Vucetich y actualmente controlada por la Dirección de Parques Nacionales) puede visitarse mediante una caminata o bicicleteada.

Punto de referencia es la Estación Pereyra del ferrocarril Roca. Se llega en automóvil por el Camino Centenario hasta el arco que limita el parque con la localidad de Villa Elisa. Allí, hacia el Este se toma una calle hasta la Estación Pereyra (incluso puede llegarse por tren, desde Constitución por Vía Quilmes, o desde La Plata, y portando bicicleta). A 50 mts. de la estación nace una calle de pavimento muy deteriorado, no pudiéndose acceder con vehículos motorizados y donde allí comienza nuestro paseo. 

 

Después de 1100 metros (unos 20 minutos de marcha o 7 de bici) el camino se divide en tres, eligiendo seguir en línea recta ignorando los otros desvíos a derecha o izquierda. 600 metros más adelante nos encontramos a mano derecha con una vieja  garita en total estado de abandono, de un antiguo puesto de guardia de la Escuela Vucetich. 

A 300 metros cruzamos un puente casi imperceptible por la cantidad de vegetación y 100 metros más adelante el camino se transforma en un sendero e ingresa a tierras de la Escuela Vucetich (hay carteles que lo indican y a lo lejos se puede ver el casco de la Estancia San Juan).

En ese punto giramos hacia la derecha y a 250 metros de esta curva aparece una salida hacia la izquierda que nos conduce directamente al árbol, donde su alta copa se puede ver emergiendo del resto de la vegetación.

Desde el comienzo del sendero y hasta este punto habremos recorrido unos 2500 metros (algo más de 40 minutos caminando o unos 20 en bicicleta.) Se aconseja llevar protector contra mosquitos y desde luego agua. 

 

 

Fuentes: 

https://infocielo.com/nota/121868/la-historia-del-arbol-de-cristal-la-joya-del-parque-pereyra/ http://citybellviva.blogspot.com/2015/04/caminatas-arbol-de-cristal.html

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!