Lunes 27 de Junio de 2022

Hoy es Lunes 27 de Junio de 2022 y son las 05:06 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 9.5º

9.5°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

6 de junio de 2022

¿Por qué tienen esos nombres nuestras sabrosas facturas?

Pasteleros elaborando sus masas dulces.

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.

 

En Argentina, el término “factura” es conocido alrededor de 1880, aplicado a una variedad de masas de gustos dulces y horneados a partir de una mezcla de harina, levadura y manteca, pintadas con dulces, baño de azúcar o crema pastelera; y que fueron introducidas por la inmigración europea.
El término “factura”, proviene del latín significa creación, resultado de un trabajo, del verbo ‘facerehacer’. Variedad de formas, sabores, texturas y aromas esconden pretensiones de protesta en el siglo XIX, que se relacionan con el Anarquismo en Argentina. 

Anarquismo y Panaderos en Argentina.

Partidarios de la acracia o supresión de toda autoridad,  defienden una sociedad sin gobierno. El anarquismo con ideas humanistas, priorizan la actividad sindical, oponiéndose a los partidos políticos y a su consecuencia natural, los gobiernos ven en la religión un enemigo que perjudica al poder e interés económico de la burguesía. 

Son pioneros en la defensa del voto femenino. Luchan contra la trata de blancas, a favor de la legalización del divorcio, el aumento del presupuesto educativo y la jornada de ocho horas. Proponen una sociedad de libertades individuales, sin poder político partidario, basado en la ayuda mutua y cooperación voluntaria. Abogan por una organización horizontal.

Entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, el movimiento anarquista seguía los ideales teóricos modernos del italiano Enrico Malatesta (1853-1932).

Malatesta, fugado de Italia, vino a nuestro país recorriendo la Argentina, ayudando a organizar varias asociaciones sindicales;  Junto a Enrico, Ferrer organizó la primera huelga del sindicato de panaderos de la Argentina, que duró diez días.

Persecución y represión a los huelguistas.

 

La mayoría de los panaderos eran de tendencia anarquista,  el  trabajo  nocturno  facilitaba  el horario para sus reuniones y actividades secretas. Malatesta vivió en la Argentina entre 1885 y 1889 y fue el encargado de redactar sus estatutos.

En 1887, se creó en Buenos Aires una organización laboral, la “Sociedad Cosmopolita de Resistencia y Colocación de Obreros Panaderos”  que editó por varias décadas el periódico “El Obrero Panadero”. Malatesta regresó a Italia donde recibió arresto domiciliario por Mussolini.
Luego aquí, el sindicato de panaderos fue conducido por dirigentes anarquistas por varias décadas.

Y así surge el nombre de las facturas

En tal contexto hacen visible sus protestas contra los sectores oligárquicos y conservadores del país, sus históricos enemigos, “la Iglesia, el ejército y la policía”, de donde surge el singular modo de nombrar de manera burlona y sarcástica a las facturas: "vigilantes", "bolas de fraile", “suspiros de monjas”, "sacramentos", “jesuitas”, "cañoncitos" –entre otras-  

 

No así la "media luna", que tiene un origen más antiguo, que se remonta al año 1529, como una blasfemia gastronómica contra el Islam.  En 1529 Viena fue sitiada por el ejército turco y los panaderos moldearon el emblema enemigo  ‘una medialuna’,  que la gente “masticaba”  ofensivamente ante sus enemigos en lo alto de las murallas.

Respecto a otros dulces, como por ejemplo el “panqueque”, tan relacionado con la política, no pertenecería a esa época, pero esa… esa sí que es otra historia…!

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!