Miércoles 25 de Mayo de 2022

Hoy es Miércoles 25 de Mayo de 2022 y son las 17:31 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 10.8º

10.8°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

11 de abril de 2022

Épocas de polainas.

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.
Por Francisco Álvarez –El recopilador.

Antiguamente, primeras décadas del siglo XX, los caballeros elegantes usaban polainas, eran un aditamento a su vestimenta infaltable para las veladas paquetas y para las reuniones de negocios y muy especialmente para los bailes, donde lucían con su blanco esplendor, también había en otros tonos y especialmente las negras para periodos de luto.

El peor percance que le podía ocurrir a un elegante de entonces, era que se le mancharan o rompieran las polainas.

(Normalmente aquellos señores, en su juventud, tenían un par de polainas de reserva en la oficina, por cualquier percance que le pudiera ocurrir, ya que a la salida del trabajo se iban al club o al bar del que eran habitué.)

Ahora bien, para poder colocarlas necesitaban, sí o sí, un adminículo, llamado abrochador, que era el único que permitía calzarlas o quitarlas, por lo ajustadas que eran.

Carlos Cobián y Enrique Cadícamo compusieron el tango ‘Shusheta’ (El dandy), donde le hacen mención:  …’’Toda la calle Florida lo vio / con sus polainas, galera y bastón"…

Este tango estrenado en 1920, estaba inspirado en un señorito de la época, pero los autores nunca dijeron su nombre, y entonces se dieron las especulaciones populares y los tres principales candidatos eran: Jorge Newbery o El Payo Roque o Macoco Alzaga Unzué, vaya uno a saber el motivo que los llevó a mantener el secreto. Seguramente no habrán querido quedar mal con nadie.

(En la foto se ve un detalle de un par de polainas blancas y el correspondiente abrochador de lujo, tallado y plegable)

 

Francisco Álvarez - El Recopilador

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!