Viernes 12 de Julio de 2024

Hoy es Viernes 12 de Julio de 2024 y son las 18:03 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 13.3º

13.3°

EL CLIMA EN Buenos Aires

ECONOMíA

3 de julio de 2024

La "Fase 2" del programa económico genera controversias y preocupaciones por la emisión monetaria

Por: Carlos Rodriguez

A pesar del anuncio de "emisión cero", economistas advierten sobre un aumento significativo en la base monetaria que podría impactar en la inflación y el valor del peso.

La "Fase 2" del programa económico anunciado por el ministro de Economía, Luis Caputo, y el titular del Banco Central, Santiago Bausili, ha generado repercusiones tanto en el mercado como entre economistas, incluso entre aquellos de orientación más ortodoxa. Aunque el plan incluye una promesa de "emisión cero", los datos revelan que el Banco Central ha emitido más pesos en lo que va del año en comparación con el mismo período del año pasado.

Según los analistas, la base monetaria aumentó en los primeros seis meses de este año un 100%, alcanzando $8,9 billones, en comparación con los $0,7 billones del primer semestre de 2023, lo que representó solo un 13% de aumento. Este incremento nominal, junto con una inflación acumulada del 82% en 2024, se traduce en un crecimiento real del 5% en la base monetaria.

Roberto Cachanosky destacó que "en el primer semestre del 2023, la expansión monetaria simple, sin pasivos remunerados, aumentó un 13%. Y en el primer semestre de este año, la suba fue del 110%". Según Cachanosky, esta expansión monetaria está ligada a la licuación del gasto público y al aumento de los distintos tipos de dólares, lo cual podría agravar la inflación en los próximos meses.

El plan de Caputo y Bausili, en su nueva fase, busca que el "déficit cero" se convierta en "emisión cero". Para lograrlo, el Gobierno intenta eliminar los pasivos remunerados del Banco Central (pases) y así evitar la emisión de base monetaria para cubrir intereses. No obstante, economistas como Christian Buteler confirman que la base monetaria, incluyendo pesos en poder del público y depósitos en bancos (M1), creció un 95% este año, lo que no se correlaciona con un crecimiento económico.

La estrategia del Gobierno ha sido transformar los pases en pasivos del Tesoro de corto plazo (LECAP) o en títulos más largos con opción de venta a favor del Banco Central (puts), y en pasivos dolarizados emitidos por el propio Banco Central (BOPREAL). Sin embargo, esta transformación sigue teniendo connotaciones monetarias significativas. Los BOPREAL requieren que el Banco Central compre reservas, emitiendo pesos, y los títulos con puts pueden ser vendidos al Banco Central, que tendría que emitir base para comprarlos.

El economista Aldo Abram señaló que las bajas recientes en la tasa nominal de interés del Banco Central, en un contexto de creciente percepción de riesgo, han incentivado la salida de ahorros domésticos y la disminución de la demanda de pesos. Esto ha llevado a los bancos a cancelar pases pasivos, obligando a una fuerte emisión monetaria para poder pagarlos, lo que ha contribuido al aumento de la brecha cambiaria y a la depreciación del peso.

Gabriel Rubinstein, ex viceministro de Economía, también subrayó que un exceso de oferta de base monetaria en los últimos 60 días, estimado en $3 billones de pesos (equivalente al 25% de la base total), ha generado una demanda excesiva de dólares y bienes, incrementando el valor del dólar contado con liquidación (CCL).

En resumen, mientras el Gobierno busca mantener la estabilidad monetaria y reducir la inflación, los economistas advierten que la actual política de emisión podría tener efectos adversos en la economía, destacando la necesidad de una gestión cuidadosa y coordinada de la política monetaria y fiscal.

COMPARTIR:

Comentarios