Viernes 1 de Marzo de 2024

Hoy es Viernes 1 de Marzo de 2024 y son las 11:47 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 24.5º

24.5°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

6 de julio de 2023

Leyenda de la yerba mate.

Por: Francisco Álvarez (El Recopilador)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.

Cuenta una vieja leyenda guaraní que Yasí, la diosa luna, quiso conocer la tierra y ver con sus propios ojos todas las maravillas que apenas podía ver entre la espesura de la selva, allá abajo. Un día con su amiga, Araí, la diosa nube, bajaron a la tierra en la forma de dos jóvenes hermosas.

Al final del día, cansadas, se disponen las dos a dormir. Un yaguareté que las acechaba salta sobre ellas con las zarpas listas. Al momento, se oye un silbido. El yaguareté cae atravesado por una flecha, herido de muerte. El cazador  al ver a las jovencitas indefensas, les ofrece la hospitalidad de su casa. Las muchachas aceptan y lo siguen, hasta la cabaña que habían visto antes. El les presenta a su familia y les convidan, una rica tortita de maíz, su único y último alimento. Les ofrecen el mejor lugar para descansar. A la mañana siguiente, Yasí y Araí agradecen a la familia su hospitalidad y se alejan.

Yasí, no pudo olvidar su aventura en la tierra. Cada noche que ve al cazador y a su familia, recuerda su valentía y generosidad. Decide obsequiarle un valioso regalo para él, y para el tesoro que tanto cuidaban: la hija. Cierta noche, Yasí recorre los alrededores sembrando unas semillas mágicas. A la mañana, ya han nacido y crecido unos árboles de hojas color verde oscuro con pequeñas flores blancas.

 

El hombre y su familia, al levantarse, contemplan asombrados estas plantas desconocidas que aparecieron durante la noche. De repente, un punto brillante del cielo desciende hacia ellos con suavidad.

—Soy Yasí, la diosa Luna —. He venido a traerles un presente como recompensa de vuestra generosidad. Esta planta, que llamarán “caá”, nunca permitirá que se sientan solos y será para todos los hombres, un especial símbolo de amistad. También he determinado que sea vuestra hija la dueña de la planta, por lo que, a partir de ahora, ella vivirá por siempre y nunca perderá su bondad, inocencia y belleza-.

Después de mostrarles la manera correcta de secar las hojas, Yasí prepara el primer mate y se los ofrece. Luego, regresa satisfecha a su puesto en el cielo.

Pasan muchos años y luego de la muerte de sus padres, la hija se convierte en la deidad cuidadora de la yerba mate, la Caá Yarí, esa hermosa joven que pasea entre las plantas, susurrándoles y velando su crecimiento. A ella, también confían su alma los trabajadores de los yerbales.

Caá Yarí, la joven por siempre, cuidadora de la yerba mate.

 

Fuente:
RUTADELAYERBAMATE.ORG.AR
Historia / Leyenda | Ruta de la Yerba Mate
Imágenes de internet, créditos a quien corresponda.

 

COMPARTIR:

Comentarios