Domingo 29 de Mayo de 2022

Hoy es Domingo 29 de Mayo de 2022 y son las 02:12 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 10.4º

10.4°

EL CLIMA EN Buenos Aires

EL RECOPILADOR

24 de marzo de 2022

El Mito de los 70 balcones (la verdadera historia ya no está)

Historias cercanas.
Halladas a la vuelta de una esquina.
Por Francisco Álvarez –El recopilador.

Setenta balcones
y ninguna flor


Setenta balcones hay en esta casa,
setenta balcones y ninguna flor.
¿A sus habitantes, Señor, qué les pasa?
¿Odian el perfume, odian el color?
La piedra desnuda de tristeza agobia,
¡Dan una tristeza los negros balcones!
¿No hay en esta casa una niña novia?
¿No hay algún poeta bobo de ilusiones?
¿Ninguno desea ver tras los cristales
una diminuta copia de jardín?
¿En la piedra blanca trepar los rosales,
en los hierros negros abrirse un jazmín?
Si no aman las plantas no amarán el ave,
no sabrán de música, de rimas, de amor.
Nunca se oirá un beso, jamás se oirá un clave...
¡Setenta balcones y ninguna flor!

 

Baldomero Fernández Moreno
15/11/1886  -  07/06/1950
Médico rural – Escritor - Poeta
Miembro de número de la Academia Argentina de Letras.

 

Su poema “Setenta balcones y ninguna flor” fue parte de su libro “Ciudad”, publicado en 1917,
Buenos Aires, la ciudad, sus mitos urbanos.

Son muchos los que por años han señalado que Baldomero solía frecuentar una Confitería que se situaba en Corrientes y Pueyrredón  –barrio de Balvanera-  y que desde una mesa junto a sus vidrieras, descubrió en una tarde que la mole de cemento del edificio que enfrentaba, en sus 70 balcones nunca había una flor. Y la tradición oral así lo ha seguido transmitiendo hasta nuestros días, cuando en realidad ello nunca fue así. 

Contado por el propio Baldomero en un homenaje que se le hiciese, en virtud de su brillantísima trayectoria,  (y pocos meses antes de su fallecimiento, en 1950)  dijo que aquel edificio al que dedicó su soneto, estaba sobre la avenida Libertador como a 100 metros de Callao, frente al primitivo Parque Japonés  (años más tarde lugar del Italpark y en el presente el Parque Thays),  donde le descubrió en una esfumosa noche mientras, en compañía del poeta español Pedro Herreros, descansaban sobre un banco de piedra, contando juntos aquellos tristes balcones.

Primitivo Parque Japonés (1911-1930)
Av. Del Libertador y Callao
Frente al mismo estuvo la casa original de los 70 balcones.

 

Hace ya mucho que aquel edificio dejó de estar, demolido y levantado un nuevo edificio, todo por allí se ha transformado y la real fuente de inspiración no ha quedado para nadie.  
.
Pero la loca Buenos Aires  no deja de tejer mitos con sus agujas, y continuó afirmando que el edificio era aquel, el mismo que siempre había flotado ya en vida del autor de los versos, creídos que realmente habían sido esos los balcones, los de Corrientes y Pueyrredón, cuyos viejos y nuevos habitantes pareciese se han empecinado en que, en sus 70 balcones, nunca haya una flor.
 

Por Francisco Álvarez –El recopilador.

 

Fuente: Texto e Imágenes, tomadas de internet
–créditos a quienes corresponda-

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!