Martes 28 de Septiembre de 2021

Hoy es Martes 28 de Septiembre de 2021 y son las 04:54 Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 11.7º

11.7°

Nublado

ECOLOGIA

20 de agosto de 2021

Cambio Climático y calentamiento global.

Hoy les presentamos un tema de absoluta actualidad, un problema mundial que nos afecta a todos, con un enorme impacto potencial, con predicciones de falta de agua potable, cambios en las condiciones para la producción de alimentos, aumento en los índices de mortalidad debido a tormentas, inundaciones, sequías y olas de calor. El cambio climático no es un fenómeno sólo ambiental sino de profundas consecuencias económicas y sociales. El Ing. Roberto Michelena explica en este minucioso artículo las razones que lo generan y su evolución e impacto global, desde la Revolución Industrial en adelante.

La Convención sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas lo define como el cambio “atribuible directa o indirectamente a la actividad humana y que se suma a la variabilidad climática natural” observada en periodos temporales comparables. Uno de los efectos más importantes es el calentamiento global de la tierra, producido por los gases de efecto invernadero (GEI).

Los expertos de las Naciones Unidas mencionan que el cambio climático “altera la composición de la atmósfera global y causa múltiples consecuencias negativas para la naturaleza y la vida”.

La Tierra absorbe parte de la energía radiante recibida del sol, refleja parte de ella en forma de luz y refleja o irradia el resto al espacio en forma de calor. La temperatura de la superficie de la Tierra depende de este equilibrio entre la energía entrante y saliente. Si se cambia este equilibrio energético, la superficie de la Tierra se vuelve más cálida o más fría, lo que conduce a cambios en el clima global. En este equilibrio participan una variedad de gases de efecto invernadero, presentes en la atmósfera terrestre tales como: vapor de agua (H2O), dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), ozono (O3), y los clorofluorocarbonos (CFC), entre otros. Sin estos gases de efecto invernadero la temperatura promedio de la superficie terrestre sería de −18 °C, en lugar de la media actual de 15 °C. 

Distintas actividades humanas pueden producir y alterar el equilibrio natural de estos gases y provocar el calentamiento global: quema de hidrocarburos fósiles (petróleo, gas, carbón), quema y deforestación de bosques, industrias y minería, entre muchas otras. 
La actividad humana desde el inicio de la Revolución Industrial  en   1750 ha producido un incremento del 45 % en la  concentración atmosférica del dióxido de carbono(CO2) desde 280 ppm en 1750 a 400 ppm en  el 2015. 
En 1988 fue creado el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, con sede en Ginebra, Suiza (IPCC). Estimaciones mundiales de 2016 sugieren que de seguir la actual trayectoria de emisiones de GEI, la Tierra podría superar el límite de 2 °C de calentamiento global en 2036, límite señalado por el IPCC como un calentamiento global "peligroso”.             

Entre 1970 y 2004, las emisiones de gases de efecto invernadero aumentaron a un ritmo medio del 1.6% anual, mientras que las emisiones de CO2 procedentes del uso de combustibles fósiles aumentaron a una velocidad del 1.9% anual. Las emisiones totales producidas por el hombre a finales de 2009 se estimaron en 50.000 millones de toneladas equivalentes de CO2.  Estas emisiones incluyen el CO2 procedente del uso de combustibles fósiles y del uso de la tierra, así como las emisiones de metano, óxido nitroso y otros gases de efecto invernadero. En la actualidad, la principal fuente de emisiones a nivel mundial de CO2  es la quema de carbón, gas natural y petróleo para producir electricidad, en calefacción, centrales térmicas y combustibles en los vehículos. Los CFC son gases que por su alta estabilidad química y nula toxicidad, son muy usados como refrigerantes, agentes extintores y propelentes para aerosoles.

Estudios de la NASA mostraron que el “desequilibrio energético de la Tierra se duplicó entre el 2005 y 2010 y que la atmósfera de la Tierra está almacenando energía dos veces más rápido que hace 15 años. Por otra parte, la Organización de las Naciones Unidas reconoció que en 2020  se produjo una temperatura récord en la Base Esperanza en la Antártida Argentina  de 18,3 grados centígrados.

Son numerosas las consecuencias sobre la Tierra del efecto invernadero, entre ellas: a) aumento de la temperatura de la Tierra de 0,2°C por decenio; b) reducción de la superficie de los glaciares y, como consecuencia, elevación del nivel del agua en los océanos y mares; c) posibles inundaciones de zonas próximas al mar e islas; d) afectación de los ecosistemas por el cambio de climas. Adaptación de plantas y animales a las nuevas condiciones de vida; e) situaciones catastróficas de inundaciones y sequías, más frecuentes, intensas y duraderas. Erosión de tierras y desertificación de tierras; f) Impacto negativo de los cambios en las precipitaciones sobre la agricultura y la ganadería.

El cambio en el uso de la tierra, por ejemplo, la tala de bosques para uso agropecuario, puede afectar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera al alterar la cantidad de carbono que fluye fuera de la atmósfera hacia los sumideros de carbono. Otras causas del calentamiento global  son  la erosión del suelo y la crianza animal. 

En general, los países desarrollados representan el 83,8% de las emisiones industriales de CO2  y el 67,8% de las emisiones totales de CO2.  En las emisiones acumuladas de CO2 relacionadas con la energía entre 1890 y 2007, Estados Unidos representó el 28% de las emisiones; la Unión Europea el 23%; Rusia, el 11%; China, el 9% y el resto del mundo, el 18 por ciento. Las ciudades de países desarrollados son mucho más emisores de gases; en este sentido, 25 ciudades del mundo concentran el 52% de las emisiones urbanas.  De estas, 23 se encuentran en China: Shanghái, Beijing y Handan. Además en el top 25  están Moscú y Tokio.

La ganadería intensiva industrial tiene importantes efectos sociales y medioambientales en todo el mundo. Entre los sociales se destacan la expulsión de campesinos de tierras para sembrar monocultivos de cereales u oleaginosas destinadas a la alimentación animal, la desaparición de la ganadería campesina y modos de vida asociados. 
Un informe de la FAO sobre la ganadería señala que ésta es la principal fuente del uso de la tierra por el hombre. El 26% de la superficie terrestre se dedica a la producción de pasto y el 33% de la superficie agrícola a la producción de grano para piensos. En ambos casos, el avance de la ganadería ha supuesto la deforestación de grandes extensiones de bosques.
Según este estudio, la ganadería es responsable del 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero medidas en equivalentes de CO2. Específicamente es responsable del 9% de las emisiones de CO2 (principalmente por deforestación), el 37% de las emisiones de metano, CH4, (fundamentalmente por la digestión de los rumiantes) y el 65% del óxido nitroso (por el estiércol). Asimismo, emite 2/3 de las emisiones por acción humana de amoníaco, gas con un papel importante en la lluvia ácida. 

Según la FAO la ganadería intensiva o a corral es la mayor fuente de contaminación del agua, por las heces, uso de antibióticos e insecticidas. Las propuestas de la FAO no pasan por plantear una disminución del consumo de carne o del número de animales procedentes de la ganadería intensiva, sino la promoción de los sistemas de bosques y praderas, para contrarrestar los impactos de la ganadería intensiva. 

En Argentina, según el último inventario del bienio 2013/14 realizado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo, el sector ganadero contribuye en un 20,7% a la emisión de gases, mientras que la agricultura sólo el 5,4 por ciento. En este sentido, en 2019, un grupo de investigadores del INTA y el CONICET, publicaron un trabajo científico pen los países del Mercosur, sobre el rol de la ganadería y las tierras de pastoreo en el balance de carbono. Estas tierras estarían fijando mucho más carbono que la producida por la ganadería, resultando un balance positivo en el balance. La Argentina presentaría la mayor tasa de fijación de carbono, siendo esta, doce veces más que lo que emite, muy superior a otros países como Paraguay, Bolivia, Uruguay y Brasil. 

En el 2021 están ocurriendo catástrofes en todo el mundo, que los científicos atribuyen al cambio climático. Una de calor, sequías e incendios están afectando el Canadá y el oeste de Estados Unidos, en California, Las Vegas y Oregón, con temperaturas récord de 54,4°C en el Valle de la Muerte. Por otra parte, lluvias torrenciales e inundaciones están afectando Alemania y Bélgica, con más 100 muertos y miles de desaparecidos y daños materiales.

 

El hombre es consciente del terrible flagelo del cambio climático que está destruyendo su ambiente y está tomando decisiones para mitigar el calentamiento de la Tierra.

 

Ing. Agr. Roberto Michelena

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!