Jueves 13 de Junio de 2024

Hoy es Jueves 13 de Junio de 2024 y son las 01:45 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 22.9º

22.9°

EL CLIMA EN Buenos Aires

LAS MIL Y UNA SALSA

26 de mayo de 2024

Salsa Marinara: Auténtico Sabor Italiano en tu Cocina

Aprende a preparar una deliciosa salsa marinara casera, ideal para acompañar tus pastas y platos favoritos con un toque italiano.

Historia

La salsa marinara tiene sus raíces en la cocina italiana y su historia está vinculada a las tradiciones culinarias del sur de Italia, particularmente en la región de Nápoles. Aunque hoy en día es un clásico de la cocina italiana y se utiliza ampliamente en muchas recetas, sus orígenes son humildes y prácticos.

Origen del Nombre

El término "marinara" proviene de la palabra italiana "marinaro," que significa "marinero." La salsa marinara se cree que fue desarrollada por los marineros napolitanos en el siglo XVI o XVII. Estos marineros pasaban largos periodos en el mar y necesitaban una salsa que fuera fácil de preparar, duradera y que no se echara a perder rápidamente. La salsa marinara, hecha con tomates, ajo, hierbas y aceite de oliva, cumplía con estos requisitos debido a la acidez de los tomates, que ayudaba a conservarla.

Ingredientes y Preparación

La receta tradicional de la salsa marinara es sencilla y se basa en pocos ingredientes básicos: tomates, ajo, aceite de oliva y hierbas como orégano y albahaca. En algunos casos, se añaden cebollas y una hoja de laurel para realzar el sabor. La simplicidad de la receta refleja la necesidad de los marineros de utilizar ingredientes fácilmente disponibles y de larga duración.

Evolución y Popularidad

Con el tiempo, la salsa marinara se extendió desde los barcos a las cocinas terrestres y se convirtió en un componente esencial de la cocina napolitana. Su facilidad de preparación y su versatilidad la hicieron popular no solo en Italia, sino también entre los inmigrantes italianos en América, quienes la introdujeron en la cocina estadounidense.

En Estados Unidos, la salsa marinara ha evolucionado y se ha adaptado a diferentes gustos y usos. Es una de las salsas básicas para la pasta y también se utiliza en platos como lasaña, pollo a la parmesana, y como salsa para mojar.

Significado Cultural

La salsa marinara no solo es un testimonio de la ingeniosidad de los marineros napolitanos, sino también un símbolo de la cocina italiana en todo el mundo. Su simpleza y sabor fresco han capturado los corazones y paladares de personas en todos los continentes, convirtiéndola en una de las salsas más queridas y reconocibles de la gastronomía italiana.

En resumen, la salsa marinara es una creación humilde pero fundamental en la cocina italiana, con una rica historia que refleja la vida y las necesidades de los marineros napolitanos. Su popularidad perdura hoy gracias a su delicioso sabor y su capacidad para complementar una amplia variedad de platos.

 

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla picada
  • 4 dientes de ajo picados
  • 800 g de tomates triturados
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita de albahaca seca
  • 1 hoja de laurel
  • Perejil fresco picado (opcional)

 

Desarrollo:

  1. Preparar la base: En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Añade la cebolla picada y sofríe hasta que esté transparente.
  2. Agregar el ajo: Incorpora el ajo picado y cocina por un minuto, cuidando que no se queme.
  3. Añadir tomates: Agrega los tomates triturados a la sartén. Mezcla bien.
  4. Condimentar: Añade el azúcar, sal, pimienta, orégano, albahaca y la hoja de laurel. Mezcla todo.
  5. Cocinar a fuego lento: Deja que la salsa hierva a fuego lento durante unos 20-30 minutos, removiendo ocasionalmente, hasta que espese.
  6. Finalizar: Retira la hoja de laurel y ajusta la sazón si es necesario. Agrega perejil fresco picado si deseas.
  7. Servir: Sirve la salsa marinara sobre tu pasta favorita o úsala como base para otros platos italianos. ¡Disfruta!

 

La salsa marinara es una salsa italiana versátil y sabrosa que se puede usar en una variedad de platos. Aquí te dejo algunas de las formas más comunes de utilizarla:

  1. Pasta: La forma más clásica de usar la salsa marinara es sobre pasta, como spaghetti, penne, o fusilli. Es una base ideal para un plato de pasta rápido y delicioso.

  2. Pizza: Se utiliza como salsa base para pizzas, proporcionando un sabor rico y tradicional.

  3. Lasaña: Es un componente fundamental en muchas recetas de lasaña, intercalada entre capas de pasta, ricotta y carne o verduras.

  4. Pollo a la parmesana: La salsa marinara se usa para cubrir pechugas de pollo empanizadas y fritas, que luego se gratinan con queso mozzarella y parmesano.

  5. Berenjenas a la parmesana: Similar al pollo a la parmesana, pero usando rodajas de berenjena en lugar de pollo.

  6. Albóndigas: La salsa marinara es una excelente opción para cocinar albóndigas, ya sea servidas sobre pasta o como aperitivo.

  7. Mariscos: Puede servir como acompañamiento para platos de mariscos, como mejillones o calamares, aportando un sabor fresco y ácido que complementa bien los sabores del mar.

  8. Pan de ajo: La marinara se puede usar como salsa para mojar pan de ajo, brindando una opción sabrosa para aperitivos o acompañamientos.

  9. Verduras asadas: Se puede servir sobre una variedad de verduras asadas, como calabacines, berenjenas o pimientos, para darles un toque de sabor extra.

  10. Rollatini de berenjena o calabacín: Berenjena o calabacín enrollados con ricotta y espinacas, cubiertos con marinara y horneados.

  11. Sándwiches: Utiliza la salsa marinara en sándwiches de albóndigas o en submarinos italianos, añadiendo un toque de jugosidad y sabor.

Estas son solo algunas ideas, pero la versatilidad de la salsa marinara la hace adecuada para muchos otros platos, permitiendo que los cocineros experimenten y creen sus propias combinaciones deliciosas.

COMPARTIR:

Comentarios