Viernes 24 de Mayo de 2024

Hoy es Viernes 24 de Mayo de 2024 y son las 19:49 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 9.1º

9.1°

EL CLIMA EN Buenos Aires

GENERO

24 de febrero de 2024

Maria Alfredovna Glazovskaya, la científica rusa que trazó su propio camino

La científica rusa Maria Alfredovna Glazovskaya (1912-2016) perteneció a una generación de geógrafas que, debido a las circunstancias políticas, no tuvieron oportunidad de realizar investigaciones científicas fuera de su país. La ausencia de contacto con el entorno científico occidental propició que esta mujer encontrara su lugar en la intersección entre la geografía del suelo y la geoquímica del paisaje.

Maria Alfredovna Glazovskaya nació el 26 de enero de 1912 en la ciudad rusa de Leningrado –actualmente conocida como San Petersburgo–. Era hija de un alto funcionario imperial, Alfred Graf von Keyserlingk, y Maria Fyedorovna Glazovskaya. Ella y su hermana menor, Margarita, no tuvieron una infancia fácil. Tras la separación de sus padres, durante la guerra civil rusa, las dos pequeñas y su madre migraron a una pequeña aldea de Bielorrusia donde Maria madre trabajaría como maestra. Al poco tiempo enfermó de fiebre tifoidea, tras lo que Maria hija tuvo que hacerse cargo del cuidado de la familia, sin apenas recursos. Regresaron a San Petersburgo en 1922 y ambas hermanas cursaron allí la escuela secundaria.

Los inicios

Maria ingresó en el Instituto Agrícola de Leningrado, aunque un año después trasladó su expediente a la facultad de Geología y Geografía del suelo de la Universidad Estatal de Leningrado. Siendo aún estudiante participó en su primera expedición geológica, cuyo destino fueron las tierras bajas del Caspio. Se graduó en 1934 con la especialidad de ciencias del suelo y se quedó allí para realizar estudios de doctorado bajo la dirección del geólogo experto en suelos Boris B. Polynov, a quien Maria consideraría su maestro durante toda su vida. En 1937 defendió con éxito su tesis doctoral sobre patrones en las cubiertas del suelo de las tierras bajas del Caspio. Después de la defensa trabajó como asistente en la facultad.

Un año antes, Glazovskaya se había casado con el geógrafo Vitaliy Gordienko. Cuando en 1939 él consiguió trabajo en Alma-Ata, entonces la capital de Kazajistán, la pareja se trasladó a aquella ciudad y juntos estudiaron los paisajes y suelos de la zona. Tras el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Vitaliy fue llamado a formar filas en el Ejército Rojo. Lo asesinaron poco después en Bielorrusia.

Maria permanecería en Alma-Ata hasta 1952, donde se desempeñaba como científica en el Instituto de Ciencias del Suelo de Kazajistán y como profesora de Ciencia y Geografía del suelo en el Instituto Pedológico de Kazajistán.

Universidad Estatal de Moscú

Aquel año la invitaron a unirse a un departamento de reciente creación, el de Geografía del Suelo de la Facultad de Geografía de la Universidad Estatal de Moscú. Glazovskaya permanecería allí hasta el final de su carrera, primero como profesora asociada y luego como profesora titular.

La ciencia del suelo fue una constante del interés y actividades de Glazovskaya a lo largo de su carrera. Impartió toda clase de materias relacionadas, desde asignaturas básicas hasta cursos especializados, en los que puso especial énfasis en la formación de estudiantes en geoquímica, la rama de las ciencias de la Tierra que utiliza las herramientas y los principios de la química y de la geología para explicar los mecanismos existentes detrás de los sistemas geológicos. Glazovskaya entendía que la ciencia del suelo y la geoquímica del paisaje se enriquecían mutuamente, y trató de unirlas en la esfera conceptual interdisciplinaria. Asimismo, fue pionera en incluir ambas disciplinas en el nombre del departamento de la Universidad Estatal de Moscú que dirigió durante 30 años, entre 1957 y 1987.

Contribuciones científicas

A pesar de lo difícil que pudiera resultar llevar a cabo investigaciones de campo en las condiciones climatológicas adversas de tundra, taiga y montañas rusas, Glazovskaya fue una de las más destacadas entre los científicos del suelo de su época.

Sus investigaciones se centraron principalmente en la pedología –especialización de la geología del cuaternario que estudia la descripción, génesis y clasificación de los suelos– y la distribución geográfica de los suelos. Trabajó en tierras altas y semidesiertos estudiando suelos poco conocidos, tanto recientes como relictos, y las características geoquímicas de la erosión de las rocas duras.

Maria Alfredovna Glazovskaya.

Propuso nuevas ideas y aplicó las existentes en varias esferas de la geografía del suelo y la geoquímica del paisaje. Junto a su equipo elaboró mapas a pequeña escala que clasifican los suelos, sus características, su distribución geográfica y su modelización en zonas menos conocidas. También sugirió nuevos enfoques para compilarlos, incluyendo el uso de las propiedades del suelo para predecir los riesgos de contaminación con metales pesados y el uso de métodos geoquímicos del paisaje para realizar prospecciones de minerales económicos. Su trabajo elevó el conocimiento de los sistemas geoquímicos del mundo hasta niveles anteriormente desconocidos.

Glazovskaya se mantuvo activa incluso después de su jubilación. A los 96 años preparó una monografía para resumir los resultados de sus estudios. En diciembre de 2014, a los 102 años, recibió el estatus de Leyenda de la Sociedad Geográfica Rusa por sus destacados logros en el campo de las ciencias geográficas.

Maria Alfredovna Glazovskaya murió el 20 de noviembre de 2016, a los 104 años.

 

Referencias

Sobre la autora

Edurne Gaston Estanga es doctora en ciencia y tecnología de los alimentos. Actualmente se dedica a la gestión de proyectos en organizaciones que fomentan la difusión del conocimiento de la ciencia y la tecnología.

Fuente: Maria Alfredovna Glazovskaya, la científica rusa que trazó su propio camino del sitio Mujeres con ciencia.

COMPARTIR:

Comentarios