Viernes 4 de Diciembre de 2020

Hoy es Viernes 4 de Diciembre de 2020 y son las 17:00 Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 21.1º
  • Nubes y sol

21.1°

EL CLIMA EN SAN JUSTO

SALUD

18 de noviembre de 2020

Se reralizo una encuesta sobre la percepción de las vacunas contra COVID-19 de los trabajadores de la salud

En un relevamiento en más de 4.300 integrantes del personal de salud del país, el 66 por ciento respondió que se aplicaría la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 si estuviera disponible hoy.

 

En el marco del Plan Nacional de Cuidado de Trabajadores y Trabajadoras de la Salud, la cartera sanitaria nacional realizó una encuesta en línea en la que participaron 4.321 miembros de distintas áreas del personal de salud sobre la percepción de las vacunas en estudio contra COVID-19. “Hace meses estamos trabajando con las jurisdicciones en el desafío de generar información y confianza, en una situación inédita en la que todo el mundo requiere el mismo insumo”, explicó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Así se realizó el relevamiento entre 12 y 14 de noviembre en el que el 66 por ciento de los trabajadores respondió que se aplicaría la vacuna si estaría disponible hoy, mientras que el 21 % no está seguro y 13% no lo haría.

Entre los motivos por los que se aplicarían la vacuna aparecieron en orden de cantidad de respuestas: porque formamos parte de los/as trabajadores/as esenciales y estamos más expuestos/as al virus; para proteger a mi familia; creo que la pandemia va a perdurar en el tiempo; por protección personal; y porque tengo factores de riesgo.

Mientras que en el grupo que respondió que no las razones fueron: no tengo confianza en ninguna de las vacunas que están en desarrollo; considero que las vacunas en desarrollo podrían generar riesgos para mi salud; esperaría a que se produzca una segunda o tercera generación de vacunas contra la COVID-19; otros sin definir; no tengo confianza en los países que desarrollan las vacunas; creo que el número de contagios va a disminuir sin necesidad de vacunas; las medidas de distanciamiento social e higiene son suficientes; y en último lugar, considero que la COVID-19 no es una enfermedad lo suficientemente grave que justifique vacunarse.

Vizzotti indicó que este tipo encuestas son importantes para conocer la percepción y poder trabajar en construir confianza por lo que en la misma se incluyó la pregunta: ¿Qué cree que le aportaría recibir capacitación sobre el estado de situación de las vacunas en desarrollo? En la que el 39% respondió que reforzaría o profundizaría los conocimientos que ya poseen; el 37 % que le daría mayor confianza y/o seguridad; el 16 % considera que no modificaría en nada mi postura; y el 7 % que le podría hacer cambiar de opinión.

“Seguiremos brindando información y haciendo encuestas con toda la población y diferentes actores para seguir construyendo confianza”, concluyó Vizzotti durante el reporte sobre COVID-19.

Respecto a los datos a nivel nacional, el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, informó que son 1.329.005 los casos totales confirmados, 144.066 activos y 36.106 los fallecidos por lo que la tasa de letalidad promedio es 2,7 por ciento.

En la actualidad hay 4.379 personas internadas en terapia intensiva y 1.148.833 recuperadas. La cantidad de tests realizados por PCR son 3.508.664 y el porcentaje de positividad promedio es de 43,63 por ciento.

El porcentaje de ocupación general de camas de terapia intensiva en el país es de 58,2 % y el de AMBA es de 60,4 %.

Debido a que entre el 18 y 24 de noviembre se desarrolla la Semana mundial de concienciación sobre el uso de los antimicrobianos, participó en el reporte la coordinadora de Uso Apropiado de Antimicrobianos, Laura Barcelona, con el objetivo de “sensibilizar y tomar conciencia de la problemática de la resistencia a nivel global y alentar al uso correcto de los antimicrobianos tanto en el público general como en el personal de salud y en los responsables de la toma de decisiones”.

La resistencia antimicrobiana es la capacidad que tienen los microorganismos de desarrollar cambios en su estructura que los hace poco sensibles a las herramientas de tratamientos disponibles. “Esta problemática -explicó Barcelona- es multifactorial e involucra tanto a la salud humana como a la salud animal y al ambiente por el uso indiscriminado de antibióticos, en los seres humanos y en los animales de consumo”.

Según la especialista, durante la pandemia hubo un aumento del uso de antimicrobianos. “Esto ha impactado en la resistencia y ya lo estamos viendo en los hospitales y se prevé un aumento progresivo para los meses subsiguientes”.

Se estima que por este problema de salud pública para el 2050 puede haber más de 10 millones de muertes. Es por eso que Barcelona recomendó no automedicarse, comprar antibióticos con receta; respetar las indicaciones en las dosis y duración del tratamiento; no compartir antibióticos; lavarse las manos en forma frecuente y que los profesionales indiquen los medicamentos sólo cuando hay sospecha de infecciones bacterianas.

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!