Sábado 1 de Octubre de 2022

Hoy es Sábado 1 de Octubre de 2022 y son las 03:06 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 15.4º

15.4°

EL CLIMA EN Buenos Aires

POLíTICA

29 de agosto de 2022

Cristina Fernández de Kirchner habló a sus militantes desde un improvisado escenario en la puerta de su casa en la Recoleta.

Por: Gabriela Popia

“Solo les pido que no abandonemos nuestras convicciones nunca”

Luego de una jornada que comenzó con la casa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner rodeada de vallas, una multitud se convocó en las inmediaciones para defenderla. Con represión por parte de la policía de la Ciudad, los manifestantes lograron derribar las vallas.

La mañana del  sábado, comenzó con las calles que rodean la casa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner con vallas dispuestas por la policía de la Ciudad. Durante el mediodía, la misma Cristina escribió en su página web y sus redes sociales, un comunicado titulado “Las vallas del Sr. Larreta”, denunciando: “Hoy amanecí con la esquina de mi casa literalmente sitiada. Las vallas colocadas por el Sr. Larreta son algo más que impedir la libre circulación. Quieren prohibir las manifestaciones de amor y de apoyo absolutamente pacíficas y alegres, que tienen lugar ante la ya inocultable persecución del partido judicial”.

Por la noche La vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, brindó   un discurso desde las afueras de su domicilio en un escenario improvisado y habló con los manifestantes que se acercaron a su vivienda para expresarle su apoyo.

La aparición de la Vicepresidenta ocurrió en el marco de una jornada atravesada por incidentes entre las fuerzas de seguridad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y los militantes que se acercaron a las calles cercanas del departamento de la funcionaria para expresar su descontento con el vallado colocado en los alrededores.

Cristina Fernández afirmó  que “el Partido Judicial le pidió 12 años de condena por cada uno de los mejores años que vivió el pueblo argentino”. Además, remarcó desde el martes hubo manifestaciones en todo el país, pero que en “el único lugar donde se produjeron escenas de violencia fue en la Ciudad de Buenos Aires” y agregó que “la violencia fue provocada por odio al peronismo. No toleran el amor y a la alegría de los peronistas”.

“Los violentos no somos nosotros. Durante la pandemia colgaron bolsas mortuorias. Hay gente que quiere e exterminar al peronismo y no tolera que la gente se exprese. La violencia de hoy fue provocada por el odio al amor peronista”, remarcó en su alocución.

Desde un improvisado escenario montado en la esquina de Juncal y Uruguay, Cristina Fernández de Kirchner  concluyó: ”Hay demasiada sangre para que sigan amenazando. Aunque viva mil años no me van a alcanzar los años para agradecerles. Vayamos a descansar, ha sido un largo día. Los quiero mucho. Siento que cada uno de ustedes es un poco hijo mío y yo me siento madre de todos ustedes”.

                                           

Gabriela P. Popia

COMPARTIR:

Comentarios