Domingo 26 de Junio de 2022

Hoy es Domingo 26 de Junio de 2022 y son las 05:46 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 7.7º

7.7°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CULTURA

17 de abril de 2022

Niñez con tren

Un niño juega a escuchar el tren, aplicando el viejo principio: el sonido viaja a mayor velocidad a través de los sólidos. Apoya el oído en tierra y puede adivinar la imponente presencia antes que aparezca. María Isabel Moronta nos relata el final del juego, que es también el final de la presencia integradora y comunicante de los trenes en nuestro vasto territorio nacional.Desde lo micro se puede narrar lo macro, como lo hace hoy nuestra autora.

Niñez con tren

Puntual. Todos los lunes cruzaba acompasado y ruidoso el paisaje agreste y reseco de la pampa. El sol del mediodía chocaba contra el chaperío de su extensión de vagones enfilados provocando asombrosos destellos. Y Raulito, apenas un campesino más, corría el kilómetro y medio que separaba las vías de la escuela para llegar a tiempo.

Apenas alcanzaba a apoyar su humanidad de escasos diez años sobre el terraplén, boca abajo y en silencio, cuando lo divisaba asomando en el horizonte, como un espejismo. Primero brillaba la locomotora, un minuto antes de que se oyera su silbato anunciador. Y tras ella, la hilera interminable, infinita, tardaba en cruzar frente a sus ojos el tiempo suficiente para que su corazón acomodara los latidos al vibrar del suelo. Sabía de memoria cada forma y el sonido del crujir de los rieles, que variaba de vagón en vagón. 

Y un día, como siempre, boca abajo y en silencio al borde del terraplén, esperó en vano.
No supo que pasó. Regresó varias veces, a la misma hora, y a otras, por si acaso. Nunca comprendió por qué, más allá de los rieles olvidados, el progreso confinó al olvido a aquel mágico puente entre la niñez y la fantasía.
                                                   

 

MARÍA ISABEL MORONTA

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!