Martes 9 de Agosto de 2022

Hoy es Martes 9 de Agosto de 2022 y son las 04:31 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 10.9º

10.9°

EL CLIMA EN Buenos Aires

SALUD

23 de diciembre de 2021

Ley de Protección Solar

Por: Gabriela Popia

El Protector Solar no es un cosmético, es un medicamento

“El medicamento es una sustancia que sirve para curar o prevenir una enfermedad, para reducir sus efectos sobre el organismo o para aliviar un dolor físico”. De acuerdo a esta definición, los protectores solares también podrían ser considerados medicamentos. Sin embargo, están catalogados como productos cosméticos.

A pesar de que los médicos admiten su eficacia para la prevención de las enfermedades de la piel y prescriben productos de variados factores solares de acuerdo a la necesidad de cada paciente, ninguna de esas recetas gozan de los descuentos que las obras sociales y prepagas hacen sobre los medicamentos. 

Un exceso de sol sin protección puede tener efectos muy nocivos. Las consecuencias más reconocidas a largo plazo son la aparición de manchas y arrugas, aumento del número de lunares, cáncer de piel y variadas alteraciones oculares. El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en el ser humano. Por eso, el uso de protectores solares, filtros y bloqueadores es recomendado por los dermatólogos para reducir ese riesgo.

En la comunidad médica hay una unánime coincidencia acerca de las maneras más efectivas para contrarrestar el avance de las enfermedades de la piel: utilizar a diario protectores solares, reforzar la dosis cada dos horas y limitar la exposición solar entre las 10 y las 16 horas.

Se han presentados varios proyectos de ley para que todos los agentes que brinden servicios médico-asistenciales  (Obras Sociales y Prepagas)   incorporen como prestación obligatoria la cobertura de protectores solares con factor 30 (FPS 30) o superior, indicado a través de prescripción médica, de acuerdo al criterio del especialista que prescriba el producto necesario para proteger cada tipo de piel.

La Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) sostiene que el protector debe ser de amplio espectro, que proteja contra los rayos UVB-UVA. Mientras que los UVB son más cortos y tienden a dañar la capa externa de la piel causando quemaduras solares, los UVA penetran profundamente en la piel y es menos probable que se queme y muestre signos de sobreexposición. Ambos están relacionados con melanoma y otros cánceres de piel y la mayoría de los protectores solares que se venden hoy en día ayudan a proteger contra ambos.

Es imprescindible que la Comisión Salud trate este proyecto, la discusión no puede girar en torno al lobbi de los laboratorios “cobertura sí, cobertura no”, también es necesario discutir el tema precios, ya que el  enriquecimiento de los laboratorios es desmedido.

                                          

Gabriela Popia

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!