Viernes 3 de Diciembre de 2021

Hoy es Viernes 3 de Diciembre de 2021 y son las 19:54 Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 23.6º

23.6°


CULTURA

17 de octubre de 2021

Homero Manzi y Nelly Omar: ¿Romance de barrio o Milonga sentimental?

Él había nacido en Añatuya, Santiago del Estero, y escribió tangos y milongas muy famosos. Ella, en Guaminí, y fue una cantante excepcional, con un estilo propio e inigualable. Rosario Vilches recrea hoy la historia de amor que los tuvo como protagonistas.

-“Fuimos la esperanza que no llega, que no alcanza, que no puede vislumbrar la tarde mansa”. Así decía la letra de Fuimos, de Homero Manzi. Homero, que había estado predestinado con su nombre de pila elegido allá en su Santiago natal, sufría desesperadamente por su amor, Nelly Omar. Pero estaba casado, tenía un hijo pequeño, Acho, y su esposa había amenazado suicidarse si él la abandonaba. ¿Qué hacer? Renunciaba a su amada amante, que no estaba dispuesta a serlo de por vida. Malena para Homero. Sin embargo, no podía ser.

    Y aquella noche de 1947, diez años después de que comenzaran su romance, se dijeron adiós. Homero caminó por la calle Corrientes y entró a un bar. Tomó 3, 4, whiskies, ya ni sabía cuántos se había tomado. Sacó una birome y escribió Ninguna. “No habrá ninguna igual, no habrá ninguna, ninguna con su piel ni con su voz… “Y volvió a su casa, totalmente borracho, pero con la seguridad de que su esposa Casilda ya no cometería ninguna otra barbaridad (se había tomado un frasco entero de bromuro). Nunca más, se repetía, nunca más…

    El cáncer, como a su amada Evita, lo atacó sin tregua. Terriblemente enfermo, agonizaba en el hospital. Sabiendo que la muerte estaba cerca, un día llamó a un enfermero y le dijo algo en el oído. Nunca se supo qué fue lo que le dijo. Pero a la noche siguiente, el enfermero entró en el turno noche con una mujer que vestía un tapado oscuro y un sombrero negro con tul que le cubría el rostro. Cuando entraron a la habitación de Homero, el enfermero se retiró. La dama se acostó al lado del moribundo y lo abrazó con fuerza. Desde afuera se escuchaban los sollozos. Luego la misteriosa dama se retiró. “Es la parca”-dijo un enfermo. “Sí-contestó otro- la parca que camina como Nelly Omar”.

   Aquel 3 de mayo de 1951 Homero Manzi, poeta, escritor, director de cine, guionista, político y sobre todo, un hombre enamorado, fallecía a los 44 años. Su “Malena” lo sobrevivió 60 años.

 

Rosario Vilches

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!