Viernes 19 de Agosto de 2022

Hoy es Viernes 19 de Agosto de 2022 y son las 15:21 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 17.7º

17.7°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CULTURA

15 de agosto de 2021

Dicen que todas las viejas casas ocultan una historia….,

A veces esas grandes casonas abandonadas hablan desde el silencio, otras, se cconstituyen en una dolorosa metáfora de la acción del tiempo, pero nunca permanecemos impasibles frente a ese mundo vallado para nuestra curiosidad y qué agita vaya a saber qué ramas del árbol de la memoria. De las preguntas y las ausencias da cuenta Patricia Marvisi en este relato.

CRÓNICA DE UNA CASA

 

Abrir la pesada puerta fue difícil: el noble lapacho se negaba a ser violentado, los herrumbrados candados habían cedido su antiguo orgullo protector ante la afilada herramienta, pero ella, la puerta majestuosa de antaño, se resistía húmeda como si hubiera llorado décadas de abandono. Finalmente cedió ante la fuerza que no sabe de nostalgias, que no buscaba poesía entre las luces ambiguas que se colaban por agujeros y ventanas. Me colé inadvertida entre rematadores, auditores y supuestos herederos. Hablaban de metros cuadrados, de materiales nobles, de instalaciones defectuosas, ellos hablaban, por momentos discutían, yo observaba.

El papel raído de las paredes eran racimos de pequeñas flores desteñidas y mariposas azuladas, quizás fuera éste el cuarto de una niña. ¿Qué habrá sido de ella? Cuántas veces corriendo por estas salas soñó con ser mujer y bajar con un hermoso vestido de gasa la zigzagueante escalinata. El fogón de la cocina guarda extrañas marcas ¿Qué quieren decir? ¿Quién las hizo? ¿Cómo es que nadie se pregunta nada y solo hablan de conversiones, metros, caños y desmalezar la entrada? Un manto de polvo abriga cristales, picaportes, escalones y barandas.

El jardín es una selva dónde solo los fuertes han sobrevivido al tiempo, a las sequías y alimañas. Ya no hay flores pero aún magnificas en su esplendor se pueden ver magnolias, palmeras y una inmensa araucaria. ¿Quién las plantó, que abrigó su sombra? Y ellos no se preguntan nada.

La vieja casona por fin es definitivamente derrotada, si pudiera llorar lo haría a gritos, pero ellos siguen sin preguntarse nada.

 

PATRICIA MARVISI

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!