Lunes 6 de Diciembre de 2021

Hoy es Lunes 6 de Diciembre de 2021 y son las 06:19 Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 17.6º

17.6°


CULTURA

16 de mayo de 2021

Escafandras, máscaras, trajes o el futuro de nuestra vulnerable humanidad

La ciencia ficción distópica es un género literario que ha alcanzado un formidable desarrollo a lo largo del siglo XX, y en lo que va del actual el interés del público por este tipo de historias no decae. Tal vez porque esa exploración de los universos futuros acerque información mucho más exacta que imaginada de las sociedades por venir o simplemente porque el ejercicio de invención razonada que su escritura representa no ha perdido atractivo a través de las generaciones de lectores y lectoras. El traje es un relato de Kuka Posse que nos confronta con un futuro más temido que esperanzador.

El traje

QX 20, el pequeño planeta arrasado por los vientos solares, ha quedado atrás.

Después de mucho tiempo fui rescatado por una misión. No sé quiénes eran. Ni importa...

El Cosmos, esta inmensidad imposible de calibrar, me sigue rodeando. Ahora, en este preciso momento, viajo a través del espacio.

Esto que preocupó tanto a los hombres de la Tierra se ha develado.

A través de los siglos el hombre perseverante, audaz y perverso en alguna medida, domina este espacio.

No todos regresan de los viajes, y si regresan ya no pueden volver a ser lo que alguna vez fueron.

Yo regresé. Recuerdo que cuando pude al fin caminar despojado del traje me sentí desnudo.

Fui sometido a innumerables pruebas físicas y mentales para que evaluaran lo que me pasaba. Recuerdo que mis respuestas eran precisas, pero no podía poner en palabras mi angustia constante, aquí con los hombres y allá en el espacio.

De noche cuando estoy solo en mi cuarto veo el traje espacial y compruebo que tiene vida. Sale y camina hacia mí y la terrible escafandra se acerca a mi cabeza y con un rugido me aspira para poseerme y al poseerme me ahoga. Me despierto temblando de terror. En eso sí, me sigo pareciendo a los que me rodean.

¿Tendrán mis mismas pesadillas? Largos pasillos silenciosos poblados por silenciosos hombres.

Hoy hay novedades para mí. Han venido a este lugar donde habito y han dictaminado que no puedo vivir aquí, que solamente puedo volver al espacio para ser útil a un proyecto que me han explicado y que no es relevante contar. Yo no soy matemático sino apenas un mecánico que maneja los algoritmos que permiten conducir la nave.

Nuestro planeta, visto desde donde estoy ahora, es apenas un punto azul en este océano de perpetua oscuridad. Mi soledad y los recuerdos que alguna vez tuve son lo único que conservo. Solo, surcando el espacio en absurdas misiones.

Mi traje cada vez pesa más, mi escafandra cada vez me asfixia más.

Nada tengo, necesito terminar con esto y hay una sola forma, arrancándome el traje y después morir, pero tengo miedo.

 

Kuka Posse

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!