Miércoles 21 de Abril de 2021

Hoy es Miércoles 21 de Abril de 2021 y son las 23:48 Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 22.8º
  • Despejado

CULTURA

21 de marzo de 2021

La mejor Alumna

Por Patricia Marvisi

Este relato obtuvo Mención de Honor en el Certamen Literario de Cuento y Poesía 2020 organizado anualmente por el Centro Cultural del Tango de Zona Norte, con sede en San Isidro.

LA MEJOR ALUMNA

“Si me gano el morfi diario
qué me importa el diccionario
y el hablar con distinción…”
(Arrabalera- C. Castillo y S. Piana)

 

Me mirás y te avivás que tengo hambre, ¿no, firulay? Y sabes que sí, que tengo un ragú de dos días de comer galleta y mate cocido.
Pero sábete una cosa, pibe, que Ana Laura Merello decide solita con quién se apaña y no se vende por cinco e’ queso; soy mal pensada, sí, pibe, soy medio bruja, che.

Cuando una laburó antes de saber soplarse los mocos, de boyero, o limpiando letrina, y si una se hace chúcara, desconfiada, ¡y bueh!  Nada se espera gratis, sabés.

Pero esa vez me falló la puntería y eso que en aquellos años tenía un par de gambas que a más de uno hacía trastabillar. El flaco me enseñó a leer, que es como abrir todas las ventanas para espiar el mundo, viajar en globo o probar todos los manjares de la tierra, hasta de los lugares más escondidos.

Imagínate, yo descubriendo a mis veinte pirulos todas esas joyas, yo que nunca había tenido nada, ahora el mundo en mis manos, solo a la vuelta de una hoja.

Machimbrando vocales y consonantes hasta lograr música formando palabras.

Me parece que el coso ése me hizo el mejor regalo de mi vida… yo le retribuí con alguna sonrisa y él me arrimó la dulzura, que siempre me fue escasa, con la mitad de su sanguche muchas veces. Es que aprender con hambre es tarea difícil para alumno y profesor, las tripas hacen ruido y ya no te das cuenta si es la ese o la zeta, la jota o la ge.

El ruido del hambre tapa todos los otros sonidos y los colores y la esperanza.

Hoy después de tantos años ¿Sabés que  lo volví a ver?  Desde la Boca, desde el conventillo, que no lo había visto más. Estaba ahí paradito, enjuto, a la salida del teatro, apoyadito contra una pared como pidiendo permiso de sostenerla. N no me dijo nada pero al girar la cabeza por un autógrafo lo vi y me acerqué.

_ ¿Qué haces acá, pibe, se te acabaron los estudiantes? Sonrió con vergüenza, nada menos que él que me descubrió la Biblia y el Caras y Caretas.
_No, Tita, quería escucharla, ya sé que usted está bien, que el éxito. La plata…_
_No creas, pibe, no todo lo que reluce es oro, y si te digo que lo que más quiero no lo tengo. Que esta noche me hubiera quedado contenta revolviendo el arroz con leche o siendo yo la que le enseña a leer a un par de purretes_
_Pero bueno, basta de cháchara ¿sabés que sí, que estoy fenómeno, que como cuatro veces al día y la pilcha, qué pilcha, te fijaste? La pilcha no me falta.

Esa vez nos despedimos con un apretón de manos ¿sabés? y creo que lo miré como quien mira a Dios; es que la gratitud tiene algo de divino, yo creo.

El tiempo siguió andando rápido, inexorable, como un tango, no mejor no, como una milonga.

Décadas de películas, décadas de silencio, el peor de todos, de prohibición y de amistad.

De la amistad más pura, la más generosa, la que te hace un lugarcito para que uno siga siendo lo que fue. La de Hugo, que era una estrella, esa mano fue una soga y así hasta hoy que golpearon la puerta de mi cuarto en la fundación, de otro que me tiró una soga. Y lo vi entrar, igual de flaco y tan viejo como yo.

¡Uyy! si me dio vergüenza que me viera así, viste, y eso me  endureció más el tono, todavía. Pero se me pone la piel de gallina cuando me acuerdo de lo que me dijo.

_Ya no puedo decirte pibe ¿qué haces acá, viejo?  Viniste a ver una momia.
_No, Tita, vine a despedirme, a darte otro apretón de manos y a decirte que fuiste mi mejor alumna.

PATRICIA MARVISI

 

Patricia Marvisi es docente, vive en Castelar y actualmente integra el Taller Literario de la Biblioteca Popular 9 de julio de Castelar.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!