Viernes 12 de Julio de 2024

Hoy es Viernes 12 de Julio de 2024 y son las 17:29 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 13.3º

13.3°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CIENCIA Y TECNOLOGíA

18 de junio de 2024

Frances Woodworth Wright, la astrónoma que enseñó navegación astronómica a militares durante la Segunda Guerra Mundial

El arte y la ciencia de la navegación astronómica ha caído en desuso y, lamentablemente, casi en el olvido. Los modernos sistemas de posicionamiento global (GPS) y de navegación por satélite (GNNS) son más precisos y económicos que cualquier otro método que podamos imaginar (sextantes, cronómetros, brújulas, pequeños telescopios, tablas de navegación, etc.). Sin embargo, hay situaciones en las que los instrumentos pueden fallar y el conocimiento de recursos más rudimentarios puede llegar a salvar vidas. La astrónoma Frances Woodworth Wright enseñó a varios grupos de soldados navegación astronómica durante la Segunda Guerra Mundial para ayudarles, si era necesario, a regresar rápidamente a los buques anfibio.

Frances Woodworth Wright nació en Providence, Estados Unidos, el 30 de abril de 1897. Obtuvo una licenciatura en la Universidad Brown en 1920 y un doctorado en astronomía en el Radcliffe College en 1958, supervisada por el astrónomo Fred Whipple.

Enseñó astronomía y matemáticas en la universidad femenina Elmira College antes de ser contratada como «calculadora humana» en el Observatorio de la Universidad de Harvard dirigido por el astrónomo Harlow Shapley. Allí conoció y trabó una gran amistad con la también astrónoma Cecilia Payne-Gaposchkin: en 1930 viajaron juntas, en coche, a través de los Estados Unidos, para visitar observatorios en el oeste americano. Frances hizo de Cecilia una auténtica exploradora: aunque inicialmente habían planeado dormir en un estado diferente cada noche, se dieron cuenta de que eso significaba conducir a expensas de «ver»; así que redujeron la velocidad y disfrutaron de la aventura que se les presentaba.

Enseñando navegación astronómica

Durante la Segunda Guerra Mundial, enseñó navegación astronómica a oficiales e ingenieros militares. Posteriormente, impartió clases de navegación a estudiantes de Harvard y marinos locales. Pensaba que enseñar a los estudiantes universitarios a utilizar un sextante o un almanaque de navegante para trazar sus posiciones según el Sol y las estrellas era importante, a pesar de que existieran sistemas más modernos que realizaban directamente estos cálculos. En una entrevista realizada en 1986, comentaba:

Lo que enseño es cómo realizar un seguimiento de la propia posición, de la latitud y la longitud, para poder ir a donde se quiera. […] Me encantan las miradas en algunos de sus rostros cuando han aprendido algo. Sientes como si hubieras añadido algo a sus horizontes, igual que eso se suma a los míos. Me inspira pensar que este curso les da una sensación de aventura.

Escribió tres libros sobre técnicas de navegación, todos publicados por la editorial Cornell Maritime Press: Celestial Navigation (1969, revisado en 1982), Coastwise Navigation (1980) y Particularized Navigation: How to Prevent Navigational Emergencies (1973). También fue coautora de Basic Marine Navigation (1944, junto al astrónomo Bart Bok) y The Large Magellanic Cloud (1967, junto al astrónomo Paul W. Hodge). 

Por todo su trabajo recibió diversos reconocimientos. Entre otros, fue elegida miembro de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia en 1961. El planeta menor 2133 Franceswright (del cinturón de asteroides) fue nombrado en su honor tras su descubrimiento el 20 de noviembre de 1976 en el Observatorio de la Universidad de Harvard.

Enseñando navegación astronómica a militares

En la confusión de la batalla y tras los desembarcos, en las cabezas de playa a veces no quedaba nadie en una lancha de desembarco que pudiera pilotarla de regreso a su barco. A veces los soldados se encontraban flotando en barcos de los que no sabían nada en absoluto. A veces se perdían en el mar.

Para evitar estos problemas, durante la Segunda Guerra Mundial, se envío a varios grupos de ingenieros y oficiales del ejército estadounidense a tomar cursos intensivos de navegación astronómica en Harvard. El astrónomo Bart Bok impartía las clases teóricas y Frances se ocupaba de las clases prácticas. Frances llegaba al observatorio temprano por la mañana y no regresaba a casa hasta las 10 o las 11 de la noche.

Teníamos un grupo tras otro, tres semanas seguidas. El trabajo duraba todo el día.

Estos estudiantes tenían un interés especial en seguir los cursos de navegación de Harvard, como comentaba la misma astrónoma:

Nuestros estudiantes lo tomaban en serio porque sus vidas y las vidas de muchos otros podrían depender de lo bien que habían aprendido sus lecciones.

Frances Woodworth Wright.

Volviendo a Frances, a sus conocimientos y su carácter, en una entrevista realizada en 1967, la astrónoma comentaba que le gustaba viajar en transatlánticos cuando  se tomaba vacaciones en verano. Y aludía a una divertida anécdota sucedida en uno de esos viajes. La astrónoma navegaba desde Oahu (Hawái) a Los Ángeles en un barco de la compañía Lurline. La nave se desvió de su rumbo hacia el sur para prestar ayuda a un petrolero, a bordo del cual un marinero había sufrido quemaduras durante la explosión de una caldera. Cuando su barco regresaba al rumbo programado hacia Los Ángeles, Frances Woodworth Wright se sentó en la cubierta y comenzó a computar la posición del barco. El capitán se dio cuenta de lo que estaba haciendo y envió a un marinero a buscar los cálculos realizados por la astrónoma. Esa noche, durante la cena, el capitán le dijo: «Dra. Wright, usted estaba a sólo dos décimas de milla de nuestra lectura. Es una navegante precisa». Y Frances, segura de lo ajustado de sus previsiones, le contestó: «Usted también lo es, capitán».

Frances Woodworth Wright falleció de cáncer el 30 de julio de 1989, a los 92 años de edad.

Referencias

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Fuente: Frances Woodworth Wright, la astrónoma que enseñó navegación astronómica a militares durante la Segunda Guerra Mundial del sitio Mujeres con ciencia.

COMPARTIR:

Comentarios