Miércoles 17 de Julio de 2024

Hoy es Miércoles 17 de Julio de 2024 y son las 19:11 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 15.1º

15.1°

EL CLIMA EN Buenos Aires

GENERO

14 de mayo de 2024

Mary Ellinor Lucy Archer, biblioteconomista pionera de las organizaciones científicas australianas

Mary Ellinor Lucy Archer (1893-1979) fue una científica de perfil polivalente. Tras formarse en botánica, revolucionó la gestión de las bibliotecas de los organismos científicos australianos y facilitó el acceso de las personas a libros sobre temas especializados como la botánica y la agricultura. Fue pionera en la implantación de préstamos interbibliotecarios, haciendo posible que las colecciones de las instituciones llegaran a más lectores.

Mary Ellinor Lucy Archer, conocida profesionalmente como Ellinor Archer, nació el 13 de noviembre de 1893 en un suburbio de Melbourne, Australia. Pasó su infancia en la Malasia británica. Era hija de Oakeley Archer, ingeniero civil, y Lucy Gaunt, directora de la residencia universitaria femenina del Trinity College. Realizó estudios superiores en la Universidad de Melbourne, primero una licenciatura (1916) y después una maestría (1918). Tras graduarse, obtuvo una plaza pública de investigadora en botánica y se unió al cuerpo docente del Trinity College.

En noviembre de 1918, Archer fue nombrada secretaria e investigadora del Comité para la mejora de semillas del Consejo Asesor de Ciencia e Industria, agencia independiente del gobierno australiano encargada de mejorar el desempeño económico y social de la industria en beneficio de la comunidad, posteriormente denominada Instituto de Ciencia e Industria de la Commonwealth (1920) y Consejo de Investigaciones Científicas e Industriales (CSIR, 1926). Se cree que fue la primera mujer científica en formar parte de esta organización y la autora, entre 1922 y 1923, de sendos boletines del Comité sobre la clasificación y mejora de especies de cebada, avena y trigo. Años más tarde, siendo secretaria del Comité de conservación de cítricos, crearía uno de los primeros registros australianos de investigaciones agrícolas.

 

El despertar de su vocación bibliotecaria

En mayo de 1923 le propusieron hacerse cargo de la biblioteca del Instituto. Tras el establecimiento del CSIR en 1926, su puesto fue reclasificado a bibliotecaria y asistente científica en 1929. Sin apenas formación en biblioteconomía, pero con gran capacidad administrativa y de organización, Archer hizo de las colecciones de libros que se encontraban dispersas por los centros del Consejo una red de más de cuarenta bibliotecas cuya maquinaria funcionaba a la perfección.

En 1936 tuvo la oportunidad de familiarizarse con el sistema de clasificación decimal universal durante visitas realizadas a bibliotecas del Reino Unido, tras lo cual impulsó su introducción en las bibliotecas del CSIR. Gracias a la determinación de Archer, las colecciones de la organización comenzaron a clasificarse y almacenarse de manera sistemática, siguiendo un orden preestablecido de materias.

Etiquetas de clasificación decimal universal en la Maison Losseau. Autor: M0tty.

A partir de enero 1946, y hasta su jubilación en diciembre 1954, Ellinor Archer ocupó la jefatura de bibliotecas del CSIRO, convirtiéndose así en una de las primeras en ocupar un cargo sénior en una organización que tenía muy pocas mujeres en puestos de autoridad. Ella, en cambio, optó por rodearse predominantemente por mujeres para supervisar las bibliotecas de las divisiones y estaciones experimentales de la organización. En su equipo nunca faltaron la buena disposición ni el asesoramiento profesional.

 

Contribuciones al sistema bibliotecario australiano

Aunque le gustaba decir que había aterrizado en aquel oficio por accidente, lo cierto es que Ellinor Archer acabó siendo una de las bibliotecarias más destacadas de Australia. Feroz en sus argumentos e imaginativa en sus aspiraciones para con la profesión, Archer sostenía que en la biblioteconomía las personas eran tan importantes como los libros, y trabajó en aras de la creación de redes de profesionales del gremio.

Fue miembro fundadora (1937) y primera presidenta (1948-1949) de la Asociación de Bibliotecas de Australia. Abogó por la membresía en la asociación profesional y promovió la educación de sus miembros. Viajaba con frecuencia y participó en el establecimiento de muchas bibliotecas regionales a lo largo y ancho del país. Su asesoramiento se caracterizaba por el trato cercano y el ambiente colaborativo que promovía.

Archer instó a la cooperación entre bibliotecas mediante la estandarización de códigos y formularios, lo que permitió la implantación de los primeros préstamos interbibliotecarios y aumentar el alcance de las colecciones a más personas. Su labor fue reconocida con la Orden del Imperio Británico en 1956.

Ellinor Archer confesaba leer poco más allá de las exigencias de su trabajo. Le gustaban, sobre todo, las historias de detectives y los relatos de viajes. De hecho, viajar y practicar la fotografía fueron sus dos grandes pasiones. Una vez retirada de sus obligaciones profesionales, Archer continuó ampliando sus conocimientos sobre botánica y pintando cuadros de flores silvestres. Se comprometió con la defensa de los derechos infantiles mediante la recolección y venta de libros a favor de la ONG Save the Children.

Mary Ellinor Lucy Archer murió el 3 de mayo de 1979 en Toorak, Melbourne. La Asociación de Bibliotecas de Australia quiso reconocer su labor mediante la instauración del Premio Ellinor Archer, que se otorga desde 1984 a personas o instituciones pioneras en la incorporación de prácticas innovadoras en biblioteconomía y ciencias de la información.

 

Referencias

Sobre la autora

Edurne Gaston Estanga es doctora en ciencia y tecnología de los alimentos. Actualmente se dedica a la gestión de proyectos en organizaciones que fomentan la difusión del conocimiento de la ciencia y la tecnología.

Fuente: Mary Ellinor Lucy Archer, biblioteconomista pionera de las organizaciones científicas australianas del sitio Mujeres con ciencia.

COMPARTIR:

Comentarios