Sábado 25 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 25 de Mayo de 2024 y son las 11:13 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

EL CLIMA EN Buenos Aires

SOCIAL

11 de abril de 2024

Luz Mala

Por: Carla Echichure Castro

La leyenda rioplatense cuenta que en noches cerradas entre los campos, suele aparecer una luz inquietante que surge de la nada. Se la denomina también “faro de mandinga”, asociada a un alma en pena que no ha podido llegar a su destino y queda purgando en este plano intermedio. Nadie quiere encontrarse frente a ella, ya que luego se manifiestan múltiples desgracias.

Por estos días, el presidente Milei, en medio de paros de transporte, despidos a estatales, represión a movimientos sociales por el cese de los alimentos a comedores, insultos a la prensa y la ruptura del bloque LLA en diputados, viajó junto a su hermana a Miami una vez más por una razón personal; sí, otra vez, como ya lo hizo al muro de los lamentos o al Vaticano, pero esta vez para recibir una condecoración como “Embajador de la luz”. Varios medios del mundo se preguntan sobre la entidad de este nombramiento, no se recuerda a ningún otro presidente en un lugar semejante.

¿Quiénes le otorgan el reconocimiento? Se trata de la comunidad Jabad Lubavitch, organizadores de una cena y posterior ceremonia no reconocidos por el resto de la colectividad judía mundial.

En Argentina, cuentan con 16 escuelas y 33 centros comunitarios a los que asisten 45 mil judíos. Según la investigación de Alejandro Soifer para su libro, se acercan a la comunidad conversos, aquellos con problemas económicos o familiares y quienes tienen problemas existenciales. Tienen un relato firme, apropiado para la captación, por lo que el resto de la colectividad judía los cataloga como secta.

Para poder poner un centro, la comunidad te otorga algo así como una franquicia con el formato piramidal; siempre el lugar es de ellos, por lo que la persona recibe un salario mensual que, a medida que sube adeptos “donantes”, va bajando el monto que se cubre con lo recaudado de los nuevos que se van sumando.

La cabeza de Lubavitch en Argentina es el empresario Eduardo Elsztain, sionista, presidente del grupo IRSA. IRSA Bienes Raíces es un grupo poderoso que invierte en centros comerciales, shopping, hoteles, entre los cuales se encuentra el Libertador, donde se instaló el actual presidente desde las PASO hasta la mudanza en Olivos.

Los negocios afloran en un contexto en el que se embandera la espiritualidad. El hombre que hoy sigue siendo católico apostólico romano, formado en un colegio religioso, se ve obnubilado por la ortodoxia judía de Jabad Lubavitch.

Sin ser judío, se maneja con un rabino personal y se sumerge en la fracción sionista del judaísmo con una pertenencia que llama la atención. Es que Milei es tan manejable como impredecible, a veces con rasgos de conducta cruel y otras con personalidad mesiánica. Todo encaja: las carencias personales, la necesidad de un ser humano que pretende ser acompañado por la oscuridad en cualquier lugar donde se presente, por los complejos de su imagen no aceptada, un pasado lleno de violencia, perros muertos que le hablan en sesiones espiritistas y pocos vínculos afectivos.

Lo que realmente nos importa es que no es un ciudadano más; aquel panelista que recorría sets de televisión con hambre de reconocimiento y luces estridentes es hoy el presidente de la nación, un jefe de Estado que odia justamente al Estado. Se maneja en una realidad muy particular, mirando encuestas pagas, usando gran parte de su tiempo en redes como X, visitando bots de supermercados sacando estadísticas y luego resulta que todo era una fake news.

¿Qué debemos esperar ahora del Embajador de la luz? ¿Decisiones que devuelvan la paz y los derechos al pueblo sufriente y desesperanzado o más exabruptos, desempleo, hambre, recortes y despachos helados a media luz, parecido a los campos aquellos del invierno y la aparición de la luz mala?

 

Carla Echichure Castro

COMPARTIR:

Comentarios