Lunes 22 de Julio de 2024

Hoy es Lunes 22 de Julio de 2024 y son las 20:16 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 12.9º

12.9°

EL CLIMA EN Buenos Aires

SOCIAL

26 de marzo de 2024

Más que nunca, Nunca Más

Por: Carla Echichure Castro

Entre el año 1976 y 1983, la junta militar llevó a cabo un golpe militar que desembocó en la más brutal, violenta y represiva violación de los DDHH que se recuerde.

Aún podemos escuchar a sobrevivientes de entonces, mujeres secuestradas, violadas, vejadas, muchas menores de edad tiradas en un agujero donde, mientras la calle seguía su ritmo, se las torturaba de todas las formas posibles, experimentando qué se siente que una rata entre por tu vagina y te piquen los pezones.

Otras embarazadas, pariendo malnutridas en la más profunda desatención, llegando a ver a sus hijos por minutos antes de que se los lleven para ser apropiados. Hombres sin derecho a juicio o defensa, molidos a golpes día a día, padeciendo torturas, recordando sus nombres para no perder la identidad una vez perdida la dignidad.

¿Cuántos fueron en vuelos de la muerte? ¿A cuántos se arrojó desde helicópteros con peso en sus extremidades vivos al agua del Río de La Plata? Entonces, mujeres reunidas por la desesperación más absoluta gritaban en la Plaza de Mayo pidiendo por sus hijos ante ninguna respuesta del Estado. Mujeres de pañuelo blanco, con familias destrozadas, algunas con más de un hijo en cautiverio. Jorge Rafael Videla habría definido "ni vivos, ni muertos, no están desaparecidos"....

¿De dónde surge la cifra 30.000? El número de 30.000 responde a estimaciones que se fundaron en datos que se pudieron conocer a partir de investigaciones. Una de ellas fue realizada por los Estados Unidos, que se dio a conocer cuando se cumplieron los 30 años del golpe cívico-militar, en el año 2006. Pero la realidad más oscura los llevó a sus celdas donde hoy se encuentran los genocidas aún vivos sin romper el pacto de silencio. Ellos saben dónde están, dónde los llevaron, vivos o muertos.

Para pretender, por parte de los negacionistas, refutar el número, deben ir a la fuente. Allí, viejos, cautivos de toda decrepitud, recuerdan lo que hicieron, mientras robaban bienes, se enriquecían, censuraban voces, sumergían a un país en el miedo y el dolor. 30.000 son los detenidos desaparecidos, esos son los que testimonian y los que no se supo nunca qué pasó con ellos.

Ya son 133 los nietos que han recuperado su identidad después de vivir en una familia donde fueron entregados, apropiados. Saben hoy su historia y quiénes fueron sus padres, quiénes son sus abuelas, esas ya ancianas heroicas mujeres que nunca dejaron de buscarlos. Sí, heroicas por la constante lucha pacífica, reconocidas por el mundo como las Madres, emblema de los derechos humanos.

En esta rara época en la que tanto se pone en discusión y todo se contradice desde el Estado, una numerosa multitud de varias generaciones salió el 24 de marzo a interpelar esa teoría rancia de los dos demonios, esa cómplice mirada de retroceso histórico que el Pueblo no está dispuesto a soportar. ¡Dijimos más que nunca: Nunca Más!

COMPARTIR:

Comentarios