Sábado 20 de Julio de 2024

Hoy es Sábado 20 de Julio de 2024 y son las 13:41 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 11.4º

11.4°

EL CLIMA EN Buenos Aires

GENERO

8 de marzo de 2024

Calladas Nunca Más

Por: Carla Echichure Castro

Como cada 8 de marzo, la marea de mujeres masivamente llenará las calles en toda Argentina y en el mundo.

El 8 de marzo de 1857, en plena Revolución Industrial, se llevó a cabo una de las primeras manifestaciones públicas femeninas. Alrededor de 20 mil trabajadoras del rubro textil, conocidas como "garment workers", levantaron la voz en las calles de Nueva York. Pedían, exigían igualdad de derechos, ser iguales a las personas de sexo masculino.

En 1977, la ONU estableció el día 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de las Mujeres.

En nuestro país, la conquista de derechos ha sido lenta pero paulatina desde el voto femenino en 1947 hasta la fecha. Una innumerable cantidad de mujeres se vuelcan en las calles para levantar en alto los emblemas de la lucha: derechos, igualdad, consignas como #NoesNo en referencia al acoso y abuso laboral, #VivasNosQueremos en alusión a la espeluznante cifra de femicidios y la violencia de género.

En 2019, se pone en marcha un gran proyecto para todas: el Ministerio de Mujer y Diversidad.

Visibilizar y abordar las temáticas con herramientas para poder acompañar, no solo denunciar, sino también formas de implementación de protocolos y concientización entre las áreas gubernamentales para hombres parecía ser un principio.

Cuatro años no serían nunca suficientes para un cambio cultural en una sociedad patriarcal, donde se ha permitido y se permite todo desde el "sexo fuerte", que sería el masculino. Lamentablemente, poco duró el esfuerzo, ya que el Ministerio hoy no existe. La permisibilidad de imponer acciones, conductas, reglas, condiciones es sumisamente asumida por miedo o por ignorancia. Se supone que el hombre es quien toma las iniciativas, decide, controla y califica a todos desde un lugar de poder autoimpuesto u otorgado, dejando a la mujer sujeta a un segundo o tercer lugar disputado con iguales, ya que son escasas las posibilidades de crecimiento. Esto no solo es absolutamente desigual e injusto, sino una falta de respeto y la degradación de un par, porque aunque cueste se deberá entender (mi deseo aspiracional está puesto en la nueva generación) que somos pares y que hay mujeres, miles, que han superado ampliamente a sus pares hombres en preparación, capacidad y credibilidad.

¿Qué hacemos las mujeres ante tanto avasallamiento permanente? Yo me atrevería a proponer no mentirnos, el creer que, por ejemplo, que el #UnoyUna es un reconocimiento a la lucha de todas es una falacia. Sabemos que cada peldaño subido es una estrategia de un masculino detrás o, con mucha suerte, al lado estamos nosotras. Debemos aprender a no subestimarnos, a colaborar unas con otras, debemos entender que un logro de una por sí misma es el triunfo de todas y que llegar no debe ser una "cucarda" para vanagloriarse en lo individual, sino la llave para abrir caminos.

En este momento del país será muy difícil, ya que el Gobierno actual carece de proyecto al respecto y no cree, no concibe la igualdad entre las y los y la diversidad. Cuando comprendamos que la lucha es colectiva y los logros conquistas de todas y no un crecimiento personal que no será más que un caso, un número, pero nunca un lugar en la historia será entonces el día en que el 8M sea el día de celebración o instauremos la nueva época. Mientras tanto, habrá que seguir gritando, soportando, luchando, paradas en el lugar de la discusión y el grito, sin dejar de insistir y persistir como ayer y siempre, calladas nunca más.

 

Carla Echichure Castro

COMPARTIR:

Comentarios