Domingo 21 de Abril de 2024

Hoy es Domingo 21 de Abril de 2024 y son las 09:41 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 21.6º

21.6°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CIENCIA Y TECNOLOGíA

14 de febrero de 2024

Protestas sacuden el Polo Científico Tecnológico: Demandas por Recortes y Políticas Científicas

Más de 1600 becarios del Conicet se encuentran en una angustiante espera, sin recibir comunicación sobre los resultados de sus solicitudes. Esta incertidumbre es tan agobiante que muchos no saben si necesitarán buscar otro empleo en el futuro cercano.

Esta mañana, la comunidad científica llevó a cabo una nueva protesta en el Polo Científico-Tecnológico, específicamente frente al edificio que alberga a las autoridades del Conicet. La movilización, organizada por la Red de Autoridades de Institutos de Ciencia y Tecnología (Raicyt), que representa a 300 directivos de todo el país, contó con el respaldo de diversos colectivos como Jóvenes Científicos Precarizados y ATE, bajo la consigna “Sin becas no hay ciencia”.

Los manifestantes exigieron al titular del Consejo, Daniel Salamone, designado por Milei, y al jefe de Gabinete, Nicolás Posse, la continuidad de las 1600 becas que el organismo había prometido y luego no otorgó. "Así como no hay equipo de fútbol sin semillero; no hay ciencia sin becarios/as", afirmaron los organizadores.

La decisión de recortar las becas se justifica bajo el pretexto de reducir el déficit fiscal. Sin embargo, el gasto que el Estado destina a promover el trabajo de los jóvenes investigadores representa apenas el 0.008 por ciento del PBI, una cifra insignificante que no altera ningún cálculo. Esto demuestra una vez más que todas las decisiones económicas tienen una base política.

Jorge Geffner, director del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA del Conicet, explicó: “Estamos insistiendo con el reclamo porque al día de hoy no tenemos confirmación de absolutamente nada. Las becas ya están evaluadas, deberían haber sido notificadas el 12 de enero y no sabemos nada. No hay partida presupuestaria asignada ni tampoco se ha publicado el orden de méritos”. Además, agregó: “Deberían comenzar el 1° de abril con el trabajo. La verdad es que las personas afectadas tendrían que conocer cuál es su situación, porque de lo contrario se tienen que buscar otro trabajo”.

Alan Adamczyk, becario del Inbirs, compartió su preocupación: “Ya no es incertidumbre, sino preocupación. No tenemos novedades y no sabemos hasta cuándo vamos a seguir sin información. Con lo cual, empezamos a asumir que las becas no van a salir. En nuestro Instituto, somos seis o siete que estamos exactamente en la misma situación. Después de abril, definitivamente voy a tener que buscar otro trabajo y al mismo tiempo tratar de terminar la tesis doctoral que ya está en curso”. Además, expresó: “Fue una decisión brusca, de repente nos quedamos sin nada. Tenemos un ritmo de trabajo enorme, me paso en el laboratorio de 12 a 14 horas por día”.

Cada año, el Conicet selecciona a profesionales y les otorga becas para especializarse, permitiéndoles desarrollar proyectos científicos exclusivos y formarse bajo los más altos estándares de calidad en diversas disciplinas. Sin embargo, a pesar de que la postulación a estas becas se abrió el 17 de julio pasado, las autoridades aún no han comunicado los resultados. Esta falta de información deja a los jóvenes investigadores en una situación de incertidumbre sobre su futuro, llevándolos a considerar opciones en el extranjero. La fuga de cerebros, como en épocas anteriores, vuelve a perfilarse como una posibilidad.

En este contexto, la Red de Autoridades de Institutos de Ciencia y Tecnología (Raicyt) solicita no solo la publicación del orden de mérito de las personas seleccionadas para las becas, sino también la promoción en la Carrera del Investigador Científico y Tecnológico de varios investigadores que ya forman parte del Conicet y que no han sido ascendidos. Además, piden la reincorporación del personal administrativo despedido, actualizaciones salariales y fondos para garantizar el funcionamiento de la institución.

Jorge Geffner, director del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA del Conicet, amplía sobre la situación: “Esta incertidumbre de los becarios se suma al despido de 49 personas contratadas y al presente de los 1200 empleados administrativos de Conicet, cuyo contrato originalmente expiraba en diciembre y ahora se acotaron los tiempos y termina en marzo. Hay institutos que, al no recibir ningún tipo de fondo, tienen dudas si en las próximas semanas podrán abrir sus puertas porque hay que pagar seguridad, luz, gas”.

Los científicos se autoconvocaron nuevamente en coincidencia con la reunión del directorio del Conicet. Este reclamo no se limita solo a este organismo, sino que también se extiende a otros espacios del sistema de Ciencia y Tecnología, como los jóvenes científicos de la UBA que desconocen el futuro de las UBACyT o los empleados estatales de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, que aún no han recibido aumentos salariales.

El reclamo de los científicos del Conicet incluso llegó al Vaticano durante la visita del presidente, donde Walter Delrio, especialista en historia de pueblos originarios, aprovechó para pedir al presidente que detenga los despidos en el organismo. Mientras tanto, en España, se anuncia la creación de una Oficina Nacional de Asesoramiento Científico, demostrando un enfoque diferente hacia la ciencia y la tecnología en comparación con Argentina. En España, los investigadores son valorados y utilizados como asesores de política pública basada en evidencia científica, mientras que en Argentina, la política parece descartar a los hombres y mujeres de ciencia, considerándolos un gasto en lugar de una inversión, contrariamente a lo que sucede en los "países más serios del mundo" que el gobierno actual dice querer imitar.

 

Fuente: pagina12.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios