Miércoles 17 de Julio de 2024

Hoy es Miércoles 17 de Julio de 2024 y son las 08:05 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 9.5º

9.5°

EL CLIMA EN Buenos Aires

SOCIAL

1 de febrero de 2024

Tierra Sagrada

Durante décadas, tanto los gobiernos como el pueblo han ejercido su opción de libre albedrío para determinar cuál es su descendencia, con algunas obviedades, olvidando y marginando a los primeros pobladores de esta tierra: los aborígenes y los pueblos originarios.

El territorio era de ellos, la cultura, la veneración a la naturaleza, al agua, montañas, lagos, ríos de esta Argentina porífera rica en recursos naturales. En la región central vivían los tobas, pilagás, mocovíes, metacos, chulupíes, chorotís y chiriguaros. En la región noreste, guaraníes y cainguás. En la región noroeste, animaraes y quechuas. En la región sur, tehuelches, quenaken, yamanes y más.

En la actualidad, permanecen los mbya, guaraníes que viven en pequeñas comunidades lideradas por un pai. Los mocovíes son alrededor de 15 mil habitantes, los pilagás, los guaycurúes. Finalmente, los toba, wilches (matacos) en Salta, Formosa, Chaco, Buenos Aires y Córdoba.

En 2024, luego de haber transitado décadas de arbitrariedades, los pueblos originarios están organizados defendiendo la cultura y la pertenencia de la territorialidad, no solo la propia sino la de todos. La extranjerización de las tierras, los recursos naturales, las tradiciones. La implicancia de "regalar", vender, privatizar lo proveniente de este suelo es una entelequia y atenta contra el fortalecimiento, la rentabilidad, la producción de los habitantes del país. ¿Cuál es la intencionalidad de poner precio a bienes tan propios, tan nuestros? La generación de la Pachamama mostrando su espectacularidad a lo largo y ancho de la patria. Negocios para pocos, pérdidas para todos. Tenemos petróleo, gas natural, litio, agua, paisajes naturales, lagos... ¡qué maravilloso! y es  nuestro.

Anular la cultura, la pertenencia, esa fuente inagotable de saber desde los inicios hasta la fecha con la difusión de lo que se elabora con las manos y aquello que brinda nuestro sur y su esplendorosidad, los colores del norte, su música y en medio las diferencias, la desigualdad señala esa pobreza emocional, ese prostíbulo mental de añorar lo de afuera para sentirse parte y la desvalorización de aquello que ellos ven con ambiciosa codicia.

No hay una razón que no sea material para que un sector minoritario de millonarios, terratenientes que desplegando poder, que mandan a matar si es necesario (o que un Estado lo haga en su nombre) por que eso pasa porque una vez que vendes la tierra entregas la soberanía, son los dueños de a quien oprimir y te convertirás en oprimido VIP.

La aboriginalidad silenciosa y fuerte hará la resistencia para defender, una vez más, como al principio de los tiempos, la tierra sagrada.

 

Carla Echichure Castro 

 [email protected] 

COMPARTIR:

Comentarios