Lunes 20 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 20 de Mayo de 2024 y son las 19:26 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 15º

15°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CULTURA

8 de octubre de 2023

Naukan

Cuando era una joven escritora que recién comenzaba, la gran Ursula K Le Guin estaba bastante segura de que la realidad se representa mejor de manera oblicua o como si fuera un país imaginario. Siguiendo este precepto Paz Guevara nos ofrece hoy el breve relato de un lugar que pertenece a un mundo mucho más vasto e ilimitado que el del mapamundi: el de la imaginación.

Naukan

Allá en el extremo norte del planeta, antes de llegar al polo, hay un pasaje. Conocido y reconocido por los geógrafos, donde el mundo parece que se doblara.

No sé cómo se llamaría en esos tiempos o si tendría algún nombre. Hoy lo conocemos como “el estrecho de Bering”.  Allí estaba la ciudad de Naukan, dicen que fue habitada por esquimales, pero la verdad es otra y se oculta en cada centímetro de la tierra, debajo de cada piedra.

Los esquimales compartían las tierras con un pueblo a los que, por llamarlos de alguna manera, les diremos: Nakinos o Naukios. Un pueblo pacífico, con valores de una sabiduría extrema. No se sabe mucho de ellos pero han dejado marcas por todos lados, huellas de su paso. En las piedras y rocas, científicos e investigadores descubrieron runas perfectamente talladas, como si estuvieran hechas por algún artefacto de esta época, algunas con inscripciones en un idioma o lenguaje desconocido.

Los antropólogos y lingüistas afirman que es una mezcla de lenguas, sajón, latín. En los diarios de lo que fue alguna vez una iglesia o una casa más alta que las demás se hallaron retratos de alguien que, según los textos, era quien cuidaba y velaba por el pueblo. Parecía haber sido una mujer de gran belleza y sabiduría. De cabellos negros como la noche, piel blanca como la nieve, ojos celestes como el cielos. Así describían a las personas, abusando un poco de las comparaciones, ¿no? El nombre no se podía leer, estaba borrado por el paso del tiempo.

En una de las costas se hallaron costillas de ballenas clavadas en la tierra como si fuese una barrera. En los mismos diarios se la describe como una barricada para frenar el ataque del pueblo de “enfrente” ahí decía “Yaslakam”: Alaska. Un pueblo en ese entonces libre y soberano. Cuenta de una guerra, luego hay dibujos que aún no se han descifrado. Era una cultura pagana.

Pueblos desaparecidos, civilizaciones, tribus, agrupamientos humanos, hay muchas más cosas en el cielo y la tierra… ¿Les suena de alguna parte?

                                                                                                                      

PAZ GUEVARA

 

COMPARTIR:

Comentarios