Martes 16 de Julio de 2024

Hoy es Martes 16 de Julio de 2024 y son las 16:27 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 17.7º

17.7°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CULTURA

4 de junio de 2023

AUTOBIOGRAFÍA BREVE DE WISLAWA SZYMBORSKA

Fue una de las poetas mayores del siglo XX. En este relato, Alicia Álvarez imaginó a una Szymborska hablando de sí misma. ¿Qué hubiera elegido contar Wislawa de su larga vida? Salía a la calle con su sombrerito y la gente decía: “Allá va Wislawa.”  Con su entusiasmo y su desesperación, a las que ella llamaba sus señas personales. Agotaba tiradas de 10000 ejemplares en una semana pero jamás se construyó un traje de piedra para la posteridad. Dicen que los polacos nunca se ponen de acuerdo en nada, pero si en algo han coincidido siempre es en su amor y respeto por esta gran poeta-filósofa que interpeló al mundo con escepticismo y admiración.

 

AUTOBIOGRAFÍA BREVE DE WISLAWA SZYMBORSKA

Soy Wislawa Szymborska

De profesión poeta, nací en Kórnic, Polonia, el 2 de julio de 1923.

 Abracé a mi amada Cracovia a los 8 años Allí fui niña, adolescente, adulta.

Crecí entre huelgas y protestas, Tal vez eso me ha hecho atenta a la tragedia del hombre de manos del egoísmo de los poderosos.

Nunca fui una mujer que respondiera a la imagen de los cánones de la epoca, más bien fui rebelde e inconformista, una voz denunciante, exenta de los ribetes del romanticismo   

No me conformé con un matrimonio formal. El amor llegó a mí en una forma inusual. Lo encontré, en Kornel Flipowicz con quien fuimos compañeros, amantes, críticos y maestros, todo al mismo tiempo.

Nuestras cartas expresaron siempre todo el amor, la chispa creativa, la ironía y el anhelo presentes en más de 20 años, en los que la convivencia no manchó jamás de rutina nuestra existencia.

Cuando él partió de este mundo, escribí mi poesía “El gato en un apartamento vacío”

Todo mi dolor lo expresé en la figura de ese gato que sufrió su ausencia:

Morir - esto no se hace a un gato.

 porque, qué tiene que hacer un gato en un apartamento vacío.

Trepar por las paredes.

 Rozar los muebles.

Como que nada cambió, pero es diferente [...].

Algo aquí no comienza a la hora acostumbrada.

 Algo pasa aquí de modo distinto como debería.

Alguien estuvo aquí y estuvo y de repente desapareció,

e insistentemente no está.

Recibí el reconocimiento más elevado por mi obra, el Nobel de Literatura. ¿Qué habrá conmovido a los ilustres señores de la Academia para plasmar mi nombre en una breve lista femenina?

Mi salud quebradiza me fue volviendo vulnerable e insegura. Mientras que mis palabras firmes mostraron mi lado realista. No abracé las metáforas ni las rimas, sino que expresé de formas poco usuales el ambiente social del tiempo en que viví, y mi fuente de inspiración siempre fue el hombre.

Dejé mi existencia terrenal en Cracovia, bajo un cielo nublado, pero me llevé la esperanza intacta. 

                                                                                                                                  

ALICIA ALVAREZ

COMPARTIR:

Comentarios