Viernes 1 de Marzo de 2024

Hoy es Viernes 1 de Marzo de 2024 y son las 12:13 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 24.5º

24.5°

EL CLIMA EN Buenos Aires

SOCIAL

17 de mayo de 2023

"El desprestigio de cooperativas y mutuales"

A menudo, medios masivos de comunicación se ocupan de mostrar situaciones que involucran a cooperativas o supuestas cooperativas, en maniobras reñidas con lo legal. La utilización de la figura cooperativa con fines espurios.

Es obvio que nos dejan mal parados ante la sociedad. Deberían saber que ese no es el universo de las cooperativas.  Pero, como a ese tipo de medios será difícil de cambiar y también a aquellos que provocan esas conductas indecorosas, habría que considerar la actitud que debiera tomar el cooperativismo para evitar tal desprestigio

¿Cuáles son las causas para que el cooperativismo y el mutualismo no hayan logrado instalarse con fuerza su mensaje e imponer sus ideas? ¿La comunidad tiene la culpa de no conocerlos?

Seguramente que no y seguramente numerosas pueden ser las causas. A mi entender:

  • Nuestras propias limitaciones

 

Puede observarse que nos encontramos encerrados dentro de nuestras propias fronteras. No abrimos el juego, no comunicamos acertadamente nuestras acciones. Nos intentamos convencer entre nosotros, de las bondades del sistema solidario en cuanto seminario, curso, taller o congreso que se realice. Se supone que estamos consustanciados  con esta alternativa solidaria .Nunca está de más refrescar algunos de estos conceptos para no caer en acciones con espíritu de lucro, pero nuestra propuesta debe apuntar a quienes desconocen el importante rol que cumplen cooperativas y mutuales en sus respectivas comunidades. Hacia dentro pero también hacia fuera. Uno podrá decir es cuestión de recursos. En parte, pero la inferioridad no nos debe llevar a la paralización

  •  Nuestra propia falta de convencimiento

 

A veces pienso que no estamos convencidos del importante rol social que desempeñamos. Nos quedamos en una catecismo barato, pregonando principios y valores, que no solo deben recitarse sino deben aplicarse en nuestras vidas cotidianas.

Es común al exponer – expresar -  que si no fuera por las cooperativas, muchos habitantes de nuestro país, no tendrían teléfono, electricidad, agua potable, gas, cloacas, trabajo, vivienda, etc. O si no fuera por mutuales numerosos ciudadanos no tendrían coberturas sanitarias, acceso al turismo, ayuda económica, etc.  Sera cuestión de colocar más énfasis en lo que pregonamos e ir formando nuevas generaciones de cooperativistas y mutualistas para que sepan que no todo es lo mismo.

 

Y si todo esto es real y comprobable ¿por qué, entonces, no hacerlo valer como fortaleza?

Deberíamos conocer si a la comunidad le resulta indistinto que al servicio se lo preste una cooperativa/ mutual, o una empresa lucrativa que, seguramente al no tener la rentabilidad asegurada no acudirán a prestar el servicio.

 

¿Se valora el accionar de una mutual o una cooperativa?

En muchos casos sí, pero en otras como los tiempos han cambiado al usuario/ asociado no le interesa demasiado, quien se lo provee sino que conjugue, además, calidad en la prestación. No pondera que si no fuera por la existencia de una mutual o una cooperativa, necesidades básicas se encontrarían insatisfechas. Esta en nosotros marcar esa diferencia, que no resulte un punto menor.

  • Nuestra errónea transmisión del concepto de cooperativismo y mutualismo.

 

La mayor parte de la sociedad cree que cooperativas y mutuales actúan como entidades benéficas, que reciben subsidios y frecuentes apoyo del estado. Justamente de allí se aprovechan los llamados medios hegemónicos. Claro que existen ese tipo de cooperativas pero ni, de un lado ni  del otro, se ocupan de mostrar cual es la contraprestación que las hacen merecedoras de los recursos estatales.

En esto también hay culpa nuestra .Partimos de una equivocada idea del lucro. Pensamos  que todas las empresas lucrativas son malas y que todos los entes sin fines de lucro son los buenos.

Porque no sostener y defender que somos entidades sin fines de déficit. ¿Por qué si osamos hablar de ganancia o de capital merecemos el infierno?

En el poner el capital al servicio del hombre (mujer, género), está el secreto de por qué nos sentimos distintos, en la manera de volcarlo y distribuirlo en más y mejores servicios a la comunidad, en una distribución más equitativa de los ingresos (no necesariamente iguales)

Pero no todo es reparto de culpas. ¿Tiene solución nuestra manera de comunicar?  Por supuesto que si

  • Instalar la idea de la acción y la comunicación como parte integrante de lo mismo conceptos necesarios para cumplir los objetivos.
  •  Activar los lazos comunicantes para conjugar acción y comunicación simultáneamente.

 

Salir de una comunicación parapléjica a una comunicación estratégica llevando un mensaje preciso a la comunidad.

El hecho de estar observándose dificultades del Estado en las prestaciones de servicios públicos hace, para las organizaciones privadas, la presencia de una gran oportunidad. Lo concreto es que los estados ya no protegen a los ciudadanos como antes.

Frente a esta situación,  mutuales y cooperativas deben cada vez más acercarse a la gente, saber qué cosas le importan y que cosas le preocupan.

Tiempo atrás hablamos bastante de  Responsabilidad Social Empresarial, hoy algo relegada.  Esto es algo implícito en cooperativas y mutuales. La responsabilidad social es una obligación moral que nos cabe  y es una obligación institucional comunicar los logros no mensurables, poner los recursos a favor de la gente.

Establecer lazos comunicantes es fundamental para lograr objetivos de beneficios compartidos para la institución y la gente.

Un lazo implica una “acción”. Los Lazos significan acciones que dejan resultados positivos en todos. Lo cierto es que no esperemos que sirvan de algo nuestras fortalezas sino la comunicamos. Para redondear el tema, así como dijimos que el capital y los excedentes deben ponerse al servicio del hombre, la comunicación también debe ponerse al servicio de la humanidad.

No permitamos que se nos desprestigie ni  por desconocimiento ni por ser utilizados por los provocadores de la famosa grieta.

 

Cdor. Javier Garbarini

Director de Lazos Cooperativos; Lazos Mutualistas y Lazos Asociati

COMPARTIR:

Comentarios