Martes 16 de Julio de 2024

Hoy es Martes 16 de Julio de 2024 y son las 12:20 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 13.7º

13.7°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CULTURA

7 de mayo de 2023

John Keats, la muerte de un poeta

Murió muy joven, a los 25 años de edad, en 1821. Fue uno de los mayores poetas románticos ingleses. No fue reconocido su enorme talento sino después de su muerte. “La belleza es la verdad y la verdad es belleza, nada más se sabe en esta tierra y nada más te hace falta.” Así se expresaba John Keats. Inés Hernández Igartúa escribe una semblanza de los últimos meses de vida del poeta.

John Keats, la muerte de un poeta

De salud frágil, en una carta a su amigo también poeta Armitage Brown, escribe John Keats: “¡Conozco el color de esa sangre! Es sangre arterial. No puedo engañarme con ese color. Esa gota de sangre es mi sentencia de muerte. Debo morir”. Tenía veinticuatro años y una tuberculosis avanzada en 1820.

La vida tan sólo es un día, una frágil gota de rocío, escribió en un poema, percibiendo la cercanía del fin, Supo Keats,que en el mismo templo del Placer/ con su velo, tiene su soberano numen Melancolía/ aunque lo pueda ver sólo aquel/ cuya ansiosa boca muerde la uva fatal de la alegría.

            Los médicos le aconsejan dejar Londres por un clima más cálido. Keats viaja con su amigo pintor Joseph Severn a Italia. En otra carta a Brown le dice: “Tengo la sensación habitual de que mi vida real ha pasado y de que llevo una existencia póstuma”. El gran Poeta del Romanticismo inglés muere el 23 de febrero de 1821 a los veinticinco años de edad, muy cerca de Piazza Spagna, en Roma. Svern, su amigo que lo acompañó, escribió, “Se hundió gradualmente en la muerte, tan silencioso que todavía creía que dormía”.

Fue enterrado en el Cementerio Protestante de Roma. En su tumba se lee la frase que él mismo escribiera como epitafio: “Aquí yace alguien cuyo nombre fue escrito en el agua.”

            Para John Keats “la poesía debiera ser grande y discreta, algo que penetra en nuestra alma y que no la sorprende o sobrecoge por sí misma sino por su tema”.

Hay una carta dirigida al amor de su vida Fanny Brawne, donde habla de su visión de la belleza como nacimiento del amor. En otra le escribe a su hermano George: ”Sé que después de muerto estaré entre los poetas ingleses”.

John Keats con tres preciados libros de poemas entra en la eternidad.

                                        

INÉS HERNÁNDEZ IGARTÚA

COMPARTIR:

Comentarios