Lunes 17 de Junio de 2024

Hoy es Lunes 17 de Junio de 2024 y son las 05:04 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 11.9º

11.9°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CULTURA

25 de enero de 2023

JOVENES Y VIEJOS, AFUERA…

Por:

Es tiempo de confusión de lenguajes.

Es época de prostitución de vocablos.

Es temporada de arrevesar códigos.

No es casual ni inocente.

Es parte de un plan, de un proyecto.

Dentro de ese plan, la descalificación de los/las de mucha y poca edad, constituye una prioridad.

De tal modo, el mundo, su manejo y su disfrute queda para el sector medio en edad y, “casualmente”, en recursos.

La clase “pasiva”, como no produce, no aporta al sistema de consumo ni como productor/a ni como usuario/a.

La juventud que, en su mayoría, aún no genera riqueza y no consigue trabajo digno, espera, también pasivamente, que le toquen las miguitas del festín de los/las que nacieron antes.

El apartamiento de estos dos grandes sectores de la humanidad deja afuera del “mercado” a un tercio de la población mundial.

Es preciso que prestemos atención a estas operaciones que menosprecian y descalifican a tantas personas.

De la misma manera que el “mercado” no abarca educación, salud, alimentación, derechos de minorías y dignidad individual, así parece que debe dejar fuera de su nueva religión pagana a viejos/as y jóvenes.

Los intentos de disminución de la edad de imputabilidad, la campaña para elevar la edad jubilatoria son, entre otras “cositas”, muestras evidentes de que el “mercado” necesita que la vida digna, feliz, de disfrute, sea limitada a esa franja intermedia para que trabaje, produzca y gaste, todo ello mientras empuja la noria que nutra de combustible (si es humano, no importa) a la maquinaria del consumo, al “mercado”.

No es casual que los valores religiosos (serán del culto que sean) no sean parte de los usos y costumbres del “buen consumidor” y del “eficiente productor”.

Serían una traba moral para el aparato materialista que sostiene a este sistema que, como dijera León Gieco de la guerra, “es un monstruo grande y pisa fuerte”.

Sería buena cosa que quienes percibimos esta acción humanamente mutilante levantemos nuestras voces para señalarlo y decir NO, como lo hicimos con otros temas a lo largo de los últimos cuarenta años.

Ese esfuerzo valdría la pena.

 

Juancarlos Bejarano Muguruza

COMPARTIR:

Comentarios