Domingo 7 de Agosto de 2022

Hoy es Domingo 7 de Agosto de 2022 y son las 18:38 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 10.9º

10.9°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CIENCIA Y TECNOLOGíA

3 de junio de 2022

Científicos planean abrir un cristal de 830 millones de años que podria contener miles de microorganismos vivos

Por: Carlos Rodriguez

¿Será una buena idea abrir un crital de 830 millones de años?

Un equipo de geólogos está estudiando un pedazo de cristal de 830 millones años de antigüedad. Los geólogos encontraron este cristal en Australia y creen que puede contener microorganismos todavía vivos. Es por eso que están planeando abrirlo. 

Este descubrimiento se anunció durante el mes de mayo en la revista especializada Geology. El artículo habla de los microbios que están atrapados en los cristales de halita, la forma natural del cloruro de sodio o sal de roca común, mejor conocido como Formación Browne. El artículo también explica que algunas partes del cristal tienen "características consistentes con el género de algas halófilas Dunaliella, incluyendo un color amarillo, una textura de superficie con hoyuelos y un borde oscuro". Los investigadores pudieron asimismo observar unos pequeños objetos esféricos que se parecen a las esporas de los hongos o a las bacterias esféricas llamadas "cocos", como los Staphylococcus y los Streptococcus.

Los investigadores creen que los organismos que observaron dentro del cristal pueden estar vivos, por lo que quieren abrirlo y comprobarlo.

Abrir una roca aparentemente desconocida puede parecer una muy mala idea, en especial si tomamos en cuenta los últimos 2 años de pandemia, los extraños casos de una nueva hepatitis y la reciente aparición de casos de viruela del mono. Sin embargo, estos científicos aseguran que no hay razones para preocuparse.

Kathy Benigson, geóloga y coautora del artículo, afirma que se ha llevado a cabo muchísimo trabajo serio detallado durante años para encontrar cómo abrir la roca de la manera más segura posible.

Por otro lado, Bonnie Baxter, bióloga del Westminster College de Salt Lake City, que no participó en el estudio, dijo que no hay ningún motivo para alarmarse por estos planes, pues "un organismo ambiental que nunca ha visto a un ser humano no va a tener el mecanismo para meterse dentro de nosotros y causar una enfermedad".

La pregunta importante es: ¿cómo es posible que estos microbios estén vivos después de 380 millones de años? Sara Schreder-Gomes (autora principal del artículo) y sus colegas tienen algunas ideas que pueden ayudar a responder esta pregunta. El equipo señala en su informe que ciertos microbios tienen la capacidad de encogerse y "apagarse" cuando las vías fluviales de las rocas o cristales en los que se encuentran se vuelven demasiado saladas. Estos halófilos permanecen en un estado de latencia y vuelven a "despertar" en caso de futuras inundaciones. 

Además, esta investigación puede ser una pieza clave en la enorme búsqueda de vida en Marte. El artículo sugiere que la Formación Browne podría parecerse mucho a ciertas rocas marcianas, pues tienen un conjunto similar de minerales. La forma en que los cristales de halita australianos parecen estar llenos de bacterias les hace pensar a los geólogos que pueden existir rastros de una antigua vida marina marciana en las profundidades de la roca sedimentaria. Por ejemplo, en el fondo de los lagos de los cráteres, como el de Jezero

 

Fuente: pijamasurf.com

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!