Miércoles 5 de Octubre de 2022

Hoy es Miércoles 5 de Octubre de 2022 y son las 22:05 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 18.4º

18.4°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CULTURA

23 de enero de 2022

LOS GUERREROS DESNUDOS

Un episodio de la Conquista del Desierto, el malón de Julio Roca contra los antiguos dueños de las flechas. Pocas lanzas para 600 Remington. La pampa ya está desbaratada. Los vencedores se repartirán las tierras, leguas para los generales-terratenientes, polvo para la tropa. Oscar Méndez narra aquí un episodio donde los soldados de la leva y los indios en retirada tienen mucho más en común de lo que podría parecer.

LOS GUERREROS DESNUDOS

Finaliza la década de 1870.
En la costa norte del río Neuquén crecido, en Paso de la Balsa, a precario resguardo de los doce grados bajo cero, la patrulla amanece de una noche de duro descanso. El viento se mete por las botas rotas y los ponchos desgarrados, su aullar es la música del paisaje aterido.
Son un grupo de soldados de la leva, arrancados de los ranchos y pulperías; algunos por malquistarse con alguna forma del poder de la frontera, condenados los más al hambre y al frío porque los tienen en cuenta sólo para servirse de ellos.
Son hermanos en desgracia y destino de los indios a los que están peleando. Vienen del Saladillo, del Tapalquén, de los cangrejales misteriosos del Tuyú.

A las siete de la mañana, desde la otra orilla, sesenta picunches, desnudos y montados en pelo, cruzan el río.
Es solo una media sorpresa y los Remington de los soldados otra vez deciden. En el primer encontronazo el capitanejo que manda recibe un tiro y cae muerto.

Al ver caer a su jefe los guerreros desnudos vuelven sus potros y huyen hacia el sur, agitando las lanzas, llevándose el secreto de su hermandad con el agua helada, el viento y las piedras.

                                                                                         

OSCAR MÉNDEZ

COMPARTIR:

Comentarios