Sábado 21 de Mayo de 2022

Hoy es Sábado 21 de Mayo de 2022 y son las 03:18 - Una manera distinta de informar, con otro enfoque

  • 13.1º

13.1°

EL CLIMA EN Buenos Aires

CULTURA

16 de enero de 2022

DESPEDIDA

Milena Jesenska, fue amiga de Kafka. Y mucho más que eso. Fue una mujer tenaz y valiente, que pudo hablar con naturalidad de dolor, de alegría, de felicidad, de amores, en medio del horror de un campo de concentración. Una mujer extraordinaria que confió siempre en su espíritu, como “una isla pequeña pero segura en el centro mismo de un mar de miseria y desolación”. Lola Quinteros imaginó los últimos momentos de Milena, antes de morir, y cómo no podía ser de otra manera, es en Kafka en quién pensará Milena, a quien consideró siempre demasiado sabio para vivir, demasiado débil para luchar.

DESPEDIDA

 

17 de mayo de 1944, Campo de concentración de Ravensbruck, Alemania. Milena Jesenska, amante y traductora de Kafka y, probablemente la única mujer que él amó, va a morir. Sus últimos pensamientos son para su amado, fallecido 20 años antes.

Vuelven a mis sus ojos, siento su presencia. Ya sé que él no está. Ni sus cartas tan atesoradas que me han dejado en este presente que no quiero olvidar.

Fueron dos años donde mi único deseo era encontrarme con sus cartas. Fueron dos años, solo dos encuentros. Ninguno de mis dos esposos pudo llenar el vacío de su ausencia, ni mi hija Jana. Ahora me siento muy enferma. Aquí en el campo evoco esas líneas escritas por él. “Amo la existencia que tú me otorgas”.

Y me pregunto qué existencia hubiese tenido a su lado. Quería estar con él, lo sentí el mismo día que lo conocí y ese sentimiento fue creciendo en mí con cada renglón que leía. Pero Franz no se atrevió. No pudo. No quiso. Y después partió, tan joven, llevándose las palabras que no recibí.

Ahora está aquí.  Me tiende su mano y dice: “Vamos, Milena, nuestro amor nunca tuvo que ver con la realidad”.

 

Lola Quinteros

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!